El fuerte viento provoca caídas de cascotes en el centro de Madrid y obliga a cerrar Doña Manolita

Bomberos y Policía frente a la administración de Doña Manolita de Madrid, cerrada tras la caída de unos cascotes.
Bomberos y Policía frente a la administración de Doña Manolita de Madrid, cerrada tras la caída de unos cascotes.
EUROPA PRESS
Imágenes de la Calle del Carmen de Madrid, a la altura de Doña Manolita, donde efectivos de Emergencias Madrid se han visto obligados a acordonar una zona por el desprendimiento de ladrillos de una cornisa.

El temporal de viento que azota Madrid ha tenido este sábado un curioso damnificado, la céntrica administración de lotería de Doña Manolita, una de las que más décimos vende en toda España, que ha tenido que cerrar durante horas el día antes del sorteo de la Lotería de Navidad.

Donde normalmente hacen cola los compradores de lotería, este sábado han acudido tres dotaciones de bomberos del Ayuntamiento de Madrid que se han presentado en la zona para evitar que la cornisa que adorna el tejado del edificio cayese sobre los transeúntes y han acordonado esta zona, uno de los puntos más abarrotados de la capital en estas fechas.

Tras la caída de algunos cascotes, que no han provocado heridos, los bomberos han acudido a esta calle comercial para sanear la cornisa y retirar los elementos inestables, evitando así males mayores en esta arteria de compras de la capital.

Por ello, la enorme cola que se formaba en el lugar para comprar décimos ha tenido que ser disuelta a las 11.30 h y Doña Manolita ha vuelto a abrirse tras la autorización de los bomberos a las 17.00 h.

La Agencia Estatal de Meteorología ha decretado este sábado en Madrid el aviso amarillo por rachas de viento que pueden alcanzar los 70 kilómetros por hora en la mayor parte de la región, mientras que en la sierra hay alerta naranja ante la previsión de que el viento alcance los 100 kilómetros por hora.

Asimismo, el viento y la lluvia han mantenido cerrados desde el pasado jueves el parque del Retiro y otros siete parques de la capital.

El desprendimiento de una cornisa este viernes en la sede de la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid, en la calle Alcalá, provocó el fallecimiento de una mujer coreana de 32 años que sufrió un traumatismo craneoencefálico por el golpe de los cascotes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento