Del Día de los Inocentes a la Noche de Reyes: la investidura, pesadilla en Navidad

Imagen de una participación de la Lotería de Navidad del PSOE de Camuñas con la imagen de Pedro Sánchez.
Imagen de una participación de la Lotería de Navidad del PSOE de Camuñas con la imagen de Pedro Sánchez.
PSOE DE CAMUÑAS / FACEBOOK

A pesar de las dificultades para llegar a un acuerdo con ERC que la permita con su abstención, Pedro Sánchez mantiene la puerta abierta a celebrar la sesión de investidura antes de que termine el año. Para eso queda poco más de una semana y hasta entonces, son muchas las fechas claves en el ámbito político que, de cumplirse los planes del presidente en funciones, se cruzarán con la Navidad.

Empezando por este mismo domingo, 22 de diciembre. A la hora en que la mayoría de los españoles estarán pegados a la televisión para saber si les ha tocado la Lotería de Navidad, el PSOE estará pendiente de algo muy distinto. Este sábado se celebró el congreso nacional de ERC, clave para fijar la postura de esta formación sobre cuestiones tan importantes como el abandono de la vía unilateral en su reivindicación de la independencia y, si por tanto, accederán a no proceder si no es de manera consensuada con el Gobierno, según la ley.

El PSOE ya fía definitivamente el desarrollo posterior de los acontecimientos al resultado del congreso de ERC, al que esta semana ha salido un competidor en cuanto a “dificultades en el camino” de la negociación con los independentistas, en palabras de la portavoz del Gobierno, Isabel Celáa. Se trata de la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, que el jueves reconoció que Oriol Junqueras adquirió inmunidaden mayo, tras ser elegido diputado del Parlamento Europeo y que, por tanto, deberían haber sido puesto en libertad para recoger su acta, algo que el Supremo impidió. Más que el fallo, la dificultad estriba en la respuesta de ERC, que ha congelado las negociaciones con el PSOE hasta saber qué alega la Abogacía del Estado ante el Supremo sobre cómo habría que proceder.

El Alto Tribunal dio a las partes cinco días para hacerlo, un plazo que expira el 26 de diciembre, un día después del día de Navidad. En todo caso, la Abogacía del Estado debería presentar antes sus alegaciones si, al depender de ella las negociaciones con ERC, Sánchez realmente quiere ser investido antes de que nos comamos las uvas, el 31 de diciembre.

Ir a Madrid y volver en Navidad

Así, los tiempos de la Abogacía del Estado, órgano que depende del Ministerio de Justicia, se cruzarían con los que maneja la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, a quien corresponde anunciar la fecha de la sesión de investidura. Para que esta pudiera terminar en la tan mencionada fecha del 30 de diciembre, el Pleno debería empezar el día 27 después de haberse convocado con al menos 48 horas de antelación, lo que conduce, otra vez, al 25 de diciembre, Navidad.

Fuentes parlamentarias afirman que Batet no apurará tanto los plazos, precisamente porque, siendo Navidad, los diputados podrían tener dificultades para encontrar billetes y para desplazarse a Madrid.

De confirmarse que el acuerdo entre el PSOE y ERC está listo para que la investidura de Sánchez salga adelante, Batet se plantearía convocar antes el Pleno. Parece descartado, por razones obvias, el 24 de diciembre, Nochebuena, de manera que solo quedaría el 23 de diciembre, este lunes en el que deberán pasar muchas cosas: que la Abogacía del Estado presente sus alegaciones al Supremo, que estas satisfagan a ERC y que su consejo nacional acceda a cerrar un acuerdo con el PSOE.

Si finalmente todo esto ocurre, el Pleno de investidura podría empezar el 27 de diciembre, de manera que los ciudadanos, en principio, aún podrían echar un ojo entre compras de regalos y cenas y comidas navideñas a la presentación por parte de Sánchez de su acuerdo de investidura con ERC y de coalición con Unidas Podemos, tal y como ha garantizado que hará antes de ser reelegido por el Congreso.

Votación inocentada

Todo esto para que el 27 de diciembre empiece un Pleno que, según la dinámica habitual, dedicará esa primera jornada a la presentación por parte del candidato -Pedro Sánchez- de su programa de Gobierno. Aún dará tiempo en este primer día a la intervención de algunos grupos de la Cámara, que terminarán de replicar a Sánchez al día siguiente, antes de la primera votación de investidura. Efectivamente, el 28 de diciembre, Día de los Inocentes, aunque a nadie le sorprenderá que Sánchez no sea investido todavía, porque se requiere una mayoría absoluta que no tendrá.

Como marca la Constitución, volverá a intentarlo 48 horas después, el 30 de diciembre, cuando si hay acuerdo con ERC y el resto de grupos, Sánchez será investido, por mayoría simple, casi en el toque de campana del final de 2019.

No queda mucho tiempo y sí muchas incógnitas que despejar con respecto a ERC, pero ya hay diputados que tienen sus billetes de vuelta a casa para el 31 de diciembre, a tiempo e comerse las uvas. Si a pesar de todo esto la investidura no puede ser en 2019 como quiere Sánchez, ya aparece otra fecha en el horizonte: que el Pleno empiece el 2 de enero, con la resaca de Nochevieja a cuestas, y termine el 5 de enero, en la Noche de Reyes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento