Una falsa alarma de sobredosis planta a los servicios de emergencia en casa de Aaron Carter

El cantante Aaron Carter, en una imagen reciente.
El cantante Aaron Carter, en una imagen reciente.
GTRES

La turbulenta vida de Aaron Carter, el hermano pequeño de uno de los Backstreet Boys más famosos (Nick), no deja de ocupar titulares. El joven, quien también es cantante, sufre esquizofrenia, trastorno bipolar, depresión maníaca y ansiedad y, además, es alcohólico. Ahora, sus muchos problemas han vuelto a lograr que acapare la atención mediática, pero esta vez el intento de suicidio que ha llevado a los servicios de emergencia a derribar su puerta ha sido una falsa alarma.

Así lo ha contado el portal TMZ, donde aseguran que han hablado con fuentes policiales para entender qué es lo que había ocurrido y si realmente Aaron Carter corría algún peligro, como había saltado en las redes sociales. Las autoridades pertinentes han explicado, sin embargo, que todo se trata de una falsa alarma generada por los fans del cantante, quienes, preocupados tras ver como se quedaba dormido mientras hacía un directo, han alertado de la posibilidad de que hubiese sufrido una sobredosis.

Ante la alerta, policías y ambulancias se personaron en el domicilio del artista en California y, ante la falta de respuesta, entraron a la fuerza en el hogar para comprobar que Aaron esta bien. Y, efectivamente, el cantante estaba dormido en su habitación y que no ocurría nada grave.

Mala relación con sus hermanos

Lejos de ser un pilar en el que apoyarse para superar sus adicciones, la relación de Aaron con sus hermanos Nick y Angel no es, precisamente, buena. El cantante tiene una orden de alejamiento de Nick, de su esposa y de su hijo, interpuesta por un juez después de que el susodicho asegurase que los iba a matar. No obstante, él siempre ha negado esta afirmación que le ha valido la relación con su hermano.

Respecto a su difunta hermana Leslie, quien tenía diagnosticada bipolaridad desde pequeña, aseguró hace algunos meses que esta le había violado cuando él solo tenía 10 años, aunque los abusos se prolongaron hasta sus 13. "Ahora me siento limpio, vaciado, toda mi verdad está aquí, solo necesito concentrarme en mi música, mi carrera y apoyar a todas las víctimas de abuso y violación", aseguró, dejando ver que la terapia había surtido efecto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento