Manu Tenorio cambiará sus planes de Navidad por un problema de celulitis

El cantante andaluz Manu Tenorio, en un posado en Madrid.
El cantante andaluz Manu Tenorio.
GTRES

Los estigmas están para romperlos. Y hablar de ellos públicamente ayuda. A sabiendas de que luego llegarán las habladurías, hay que tener mucho coraje para afirmar en redes sociales los problemas de salud que hacen trascendental cambiar los planes que ya estaban organizados para Navidades.

Es lo que ha hecho Manu Tenorio en su última publicación en Instagram, en la que ha contado por lo que ha pasado en las fechas más recientes. Tras el grave accidente doméstico que le ocasionó serias quemaduras, ahora el problema tiene otro nombre que, aunque conocido, necesita de matices.

El cantante andaluz ha estado ingresado en el Hospital Universitario HM Sanchinarro durante una semana y, cuando ha estado de nuevo arropado por lo suyos en su hogar, se ha visto con fuerzas para exponer su caso.

"Por fin estoy otra vez en casa después de una semana ingresado en el hospital. El caso es que teníamos planeado un viaje muy chulo a Suiza para conocer a papá Noel. Pero el día anterior sentí un extraño dolor en el tobillo, y por si acaso fui a urgencias", comenzó explicando el artista.

"Automáticamente me ingresaron, tenía una cosa muy rara que se llama celulitis", afirmó, no sin antes, para no llevar a engaño a sus seguidores, advertir de que esta "no es la celulitis de la que estamos acostumbrados a escuchar, es otra cosa más rara y menos común".

"Y otra vez pinchazos, análisis, antibióticos, intravenosos, tacs... Otra vez no me podía mover, otra vez apenas podía casi ni andar, hasta me costaba trabajo ducharme yo solo y mantenerme en pie", desveló.

"Pero en fin, total, como yo soy 'fuerte', pues no pasa na, palante", escribió, sacando a relucir el acento de su tierra y antes de dar a conocer que, aunque ha intentado seguir con su rutina, le resultaba altamente complicado hacer vida normal y ha optado por centrarse en el espíritu navideño y en su familia.

"Esta tarde al llegar a mi casa, he visto el árbol, hemos estado jugando mi niño y yo, nos hemos hartado de querernos, ha cenado, hemos compartido nuestro cuento (momento de paz máxima) y yo automáticamente me he metido en la cama", narró Tenorio

Se puso entonces emocional y quiso que sus fans supieran que la masculinidad tóxica, eso de no llorar, es una memez. "Y oye, ¿por qué no decirlo? ¿Por qué no compartirlo? Me hartado de llorar por unos diez minutos", dijo.

"Otra vez no me podía mover, otra vez apenas podía casi ni andar..."

"Es solo que me han venido las sombras de lo mal que lo pasé hace ya un año y pico y me lo tragué como un 'valiente'", afirmó en tono sarcástico, "y he pensado en la gente que pasa las fiestas ingresada en los hospitales; me he acordado de la gente paseando con los goteros andando como puede; del de eco de la gente rota por el dolor en un pasillo del hospital; he pensado en 'joder, que ya estoy en mi casa por fin' después de una semana…".

"Y bueno, no sé si he llorado por lo mal que lo pasado, y también por la conciencia de la suerte que a veces tenemos la mayoría de nosotros y no nos damos cuenta, porque nos acostumbramos. Pero pensemos en esa gente al menos para hacernos un favor. Y bueno aquí estoy dándole las gracias a la vida", argumentó para acto seguido acordarse de la mujer que le ha brindado todo su amor y su apoyo, Silvia Casas.

"Y esperando a mi chica, porque tenerla a ella lejos me duele muchísimo más que 7 veces lo que he pasado… Infinitamente más. Yo realmente soy cuando somos los tres (o mínimo dos)", declaró románticamente el cantante, que para acabar quiso agradecer al centro en el que ha estado ingresado y admitir, de broma, que quizá se le había ido la mano con el teclado.

"Y obviamente no voy a terminar esta parrafada que me acabo de descargar, sin darle infinitamente las gracias al trato al cariño y a los cuidados del equipo medido del hospital de Sanchinarro", finalizó

Mostrar comentarios

Códigos Descuento