El alcalde destaca que las dos policías locales asesinadas en 1996 tendrán "recuerdo especial" en actos de 2020

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha destacado este miércoles que las dos policías locales María de los Ángeles García y María Soledad Muñoz, asesinadas el día 18 de diciembre de 1996 tras un atraco en un banco de la capital, tendrán "un papel muy importante y especial con recuerdo dedicado específicamente a ellas" en los actos del 50 aniversario de la incorporación de la mujer a la Policía Local que se celebran en 2020.
Acto de homenaje a las dos policías locales María de los Ángeles García y María Soledad Muñoz, asesinadas el día 18 de diciembre de 1996 en Córdoba, con la presencia del guarda jurado Manuel Castaño, herido en el suceso.
Acto de homenaje a las dos policías locales María de los Ángeles García y María Soledad Muñoz, asesinadas el día 18 de diciembre de 1996 en Córdoba, con la presencia del guarda jurado Manuel Castaño, herido en el suceso.
EUROPA PRESS

En declaraciones a los periodistas tras el homenaje a las dos agentes en el monolito de Llanos del Pretorio, acompañado por el teniente de alcalde delegado de Seguridad, Miguel Ángel Torrico, y el jefe de la Policía Local, Antonio Serrano, Bellido ha subrayado que "Córdoba fue la primera ciudad de España donde se incorporaron mujeres a la Policía Local" y a tal efecto las dos agentes "van a ser dos de las grandes protagonistas del recuerdo", porque "es de justicia".

Según ha expuesto, "las ciudades no podemos olvidar ni a los que nos antecedieron, ni sobre todo a nuestros héroes, aquellos que con su ejemplo y con su vida en este caso hacen que las sociedades crezcan", de modo que "dos de esas personas son Mari Ángeles García y Soledad Muñoz y también Manuel Castaño, que van a estar siempre muy presentes para que en esta ciudad se tenga una dignidad con las víctimas y como ciudad recordando a aquellos que han ayudado, en algunos casos con su vida, para construir Córdoba".

Mientras, ha comentado que "el 18 de diciembre 1996 fue un día de los más tristes y de los más negros que ha podido tener nunca la ciudad", tras el asesinato de las dos agentes que estaban de servicio y el guardia jurado del banco Manuel Castaño "también quedó lesionado de por vida, cumpliendo su deber en defensa de las personas que estaban en la entidad bancaria".

Por tanto, "es un día que no se nos va a olvidar en la vida y todas las corporaciones estamos intentando mantener ese recuerdo vivo y el ejemplo de dos policías, dos cordobesas, que en el ejercicio de su deber por vocación y servicio público lo dieron todo, hasta su vida, haciendo cumplir la ley y defendiendo la vida de otras personas", ha señalado el alcalde.

Igualmente, ha apuntado que "el sencillo homenaje que se hace todos los años lo único que pretende es que esto no se olvide, que estas dos mujeres valientes sean recordadas para siempre y que su ejemplo quede vivo para el resto de la plantilla de Policía Local", al tiempo que ha agradecido la presencia de todas las fuerzas políticas y de los representantes de la Policía Local y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

LOS HECHOS

En concreto, el suceso se registró sobre las 8,50 horas de un día como hoy hace 22 años a la altura de la Ermita del Pretorio, donde las dos agentes de la Policía Local fallecieron tras ser tiroteadas en una persecución a un turismo de color blanco. Las agentes perseguían a los dos autores de un atraco en una sucursal del Banco Santander junto a la Plaza de las Tendillas, que se produjo sobre las 8,30 horas.

Minutos después, ya se registraron disparos a la altura de la calle Los Omeyas entre los atracadores y la Policía Local, donde hubo cuatro heridos, entre ellos el guardia jurado Manuel Castaño, que utilizaron como rehén.

Con posterioridad, el tiroteo continuó en la zona adyacente, a la altura de la Ermita del Pretorio, donde un coche de la Policía Local pretendía interceptar el turismo en el que huían los atracadores. En ese momento, uno de los atracadores descendió del vehículo y, de pie, junto al coche patrulla de la Policía Local, ametralló a las agentes a quemarropa. De hecho, las dos agentes ni siquiera tuvieron tiempo de descender del coche patrulla.

Cabe recordar que el Ayuntamiento entregó en 2013 a título póstumo a las dos agentes la Cruz del Mérito Profesional, en su modalidad de primera categoría y con distintivo rojo, recogidas por el hermano de María Soledad y el hijo de María de los Ángeles. También estuvo presente en el acto el guardia de seguridad que resultó herido en el suceso, Manuel Castaño.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento