La duquesa de Alba sí está enamorada del hombre con el que se la ha relacionado en los últimos seis meses, el funcionario Alfonso Díez, e incluso abrigó la idea de casarse con él.

Así, al menos, lo ha declarado la propia interesada en una entrevista publicada esta semana por la revista Hola!, en la que además niega ser la autora del comunicado emitido el pasado 23 de agosto por la Casa de Alba. En aquella nota se aseguraba que entre la duquesa y Díez no había más que una "entrañable amistad".

Alfonso estaba dispuesto a firmar un documento diciendo que no quiere nada de la Casa de Alba

La razón por la que la Grande de España habría suspendido sus planes de boda no sería otra que sus hijos, quienes no ven con buenos ojos el enlace de su madre con este novio, 25 años menor que ella.

Para Díez, Cayetana de Alba no tiene más que buenas palabras: destaca su "sentido del humor" y su amor desinteresado, ya que, declara, estaba dispuesto a "firmar un documento" en el que renunciaba a cualquier derecho sobre el jugoso patrimonio familiar.

Aunque el romance «continúa», la duquesa ha preferido, por ahora, permanecer soltera. No fue así en 1978, cuando el corazón la arrastró a la vicaría en segundas nupcias del brazo de Jesús Aguirre y Ortiz de Zárate, tras enviudar de Luis Martínez de Irujo. Y es que a la duquesa, como ella admite, no le gusta nada, pero nada, la soledad.