Borja Thyssen sale absuelto del delito de fraude fiscal porque no hay pruebas de que fingiera vivir en Andorra en 2007

Borja Thyssen llegando al juicio por el presunto fraude fiscal.
Borja Thyssen llegando al juzgado de lo penal 22 de Madrid.
GTRES

Borja Thyssen fue acusado de un delito contra la Hacienda Pública del artículo 305, pues la fiscalía consideraba que en 2007 fingió vivir en Andorra a pesar de haber pasado más de medio año en España. Pedían 2 años de cárcel y 1,2 millones entre dinero defraudado y multa, pero finalmente, el hijo de Tita Cerveraha sido absuelto.

El juez ha considerado que no había pruebas de que hubiera vivido en España durante ese año. Según el juzgado de lo penal 22 de Madrid, en caso de duda, debía ser absuelto, por lo que se han rechazado los cargos denunciados por la fiscalía y la Abogacía del Estado.

La acusación consideró que fingía su residencia en Andorra para no pagar impuestos de las exclusivas de la revista ¡Hola! que dio y de la herencia del barón.

Tal y como señaló El Confidencial, en la sentencia del 11 de diciembre se establece que Borja Thyssen no realizó la declaración de la renta en España y, ese año, recibió 1,4 millones de euros "procedentes de la venta de exclusivas y reportajes a la revista Hello Ltd [...] a través de una cuenta abierta en Andorra a nombre de una sociedad domiciliada en norteamericana, Grobach Llc", sociedad que apareció en los Papeles de Panamá y se acogió a la amnistía fiscal de 2012.

Además de las exclusivas, la sentencia recogió que había ingresado ese año 300.000 dólares USA "de su participación en el Trust Caravaggio, fruto de la firma de los Pactos de Basilea entre su padre, el barón Thyssen-Bornemisza, sus hermanos y su madre".

La defensa, por su parte, aseguró que Thyssen "no presentó declaración de IRPF en España porque tiene nacionalidad Suiza y era residente en Andorra". El hijo de Carmen Cervera presentó el "pasaporte suizo", "la certificación de residencia en el Principado de Andorra, el permiso de conducir de dicho Principado" y "el contrato de arrendamiento de vivienda en el Principado de Andorra".

Por tanto, el magistrado Julio Mendoza, titular del juzgado de lo penal 22 de Madrid, ha establecido que no se puede "determinar que el acusado residiera en España más de 183 días" en 2007, aunque contra esta sentencia todavía cabe recurso.

El hijo del barón Thyssen y su mujer, Blanca Cuesta, están pendientes de otro caso por delito fiscal en 2010. La Fiscalía Provincial de Madrid pide 3 años de cárcel para ambos y un millón de euros de multa por haber, supuestamente, defraudado 336.417 euros con el traspaso de acciones de la empresa Cas Capetó como paso intermedio hacia paraísos fiscales como las Antillas Holandesas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento