Una joven afirma que echó de su casa al sospechoso de la muerte de Marta Calvo la noche de su desaparición

El sospechoso de la muerte Marta Calvo, Jorge Ignacio Palma, ha pedido "perdón" ante la titular del juzgado de Instrucción número 6 de Alzira, que dirige la investigación sobre la muerte de la joven de 25 años, según han informado fuentes judiciales. La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 6 de Alzira ha ratificado este martes la medida de prisión provisional, comunicada y sin fianza para el hombre.
Imagen del sospechoso de la muerte de Marta Calvo, Jorge Ignacio Palma.

La Guardia Civil ha tomado ya declaración a tres mujeres que contactaron en el pasado con Jorge Ignacio Palma, detenido por la muerte de Marta Calvo. El último de los testimonios, que este sábado ha revelado el diario Levante-EMV, corresponde al de una joven de 19 años que estuvo con el sospechoso la misma noche en que desapareció Marta Calvo.

Esta joven contó a los agentes que Jorge Ignacio Palma contactó con ella a través de Whatsapp para contratar sus servicios sexuales. Además, el detenido insistió en que en dicho encuentro hubiese cocaína.

Según sus declaraciones, el sospechoso se puso "muy violento" e "insistente" en que ella consumiera la droga y se la introdujera en la boca y en los genitales, "mientras que él solo bebía agua". Ante esta situación, ella le echó de su casa. Esa misma noche, la madrugada del 7 de noviembre, el investigado concretó posteriormente otro encuentro con Marta Calvo en su casa de Manuel.

Este testimonio es ya el tercero que ha recopilado la Guardia Civil después de que esta semana otras dos mujeres revelasen prácticas similares por parte del detenido.

Una de ellas ha explicado a los agentes que tuvo una cita sexual con el acusado el pasado verano, en la que él le pidió el consumo de drogas durante las relaciones sexuales. Ha asegurado que, en un momento determinado, perdió el conocimiento tras consumir una bebida y, cuando se despertó, se percató de que tenía droga en sus genitales. Esta práctica se conoce como "fiesta blanca" en el entorno de la prostitución.

Además de Marta Calvo, la Guardia Civil investiga la hipotética participación del sospechoso en otras dos muertes ocurridas en el barrio valenciano de Ruzafa, una mujer brasileña que falleció el pasado mes de abril y otra de origen colombiano que murió en junio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento