El errante polo magnético prosigue su misteriosa deriva hacia Siberia

  • Ha reducido su velocidad y ha pasado de 55 a 40 km al año.
Mapa de declinación del polo magnético para 2020
Mapa de declinación del polo magnético para 2020
NOAA NCEI / CIRES

La ubicación del polo norte magnético, cuyas coordenadas son cruciales para los sistemas de navegación, continúa su deriva hacia Siberia, aunque a un ritmo no tan acelerado como en los últimos años.

Así lo establece la última versión del World Magnetic Model (WMM), una de las herramientas clave desarrolladas para modelar el cambio en el campo magnético de la Tierra. Desarrollado por la NOAA y el British Geological Survey, el WMM es una representación del campo magnético del planeta que proporciona precisión confiable a las brújulas.

"El WMM 2020 pronostica que el polo magnético del norte continuará a la deriva hacia Rusia, aunque a una velocidad lentamente decreciente, hasta unos 40 km por año en comparación con la velocidad promedio de 55 km en los últimos veinte años", según un comunicado de la NOAA. Se espera que el nuevo modelo rija hasta 2025.

A principios de 2019, este errante comportamiento del polo norte magnético obligó a actualizar antes de lo previsto el modelo que ayuda a la navegación global. Los nuevos datos han confirmado que el polo magnético pasó a 390 kilómetros del geográfico y cruzó la línea de fecha internacional hacia el hemisferio oriental. Ese ritmo se mantiene aunque a menor velocidad.

Dado que el campo magnético de la Tierra es creado por su núcleo de hierro fundido en movimiento, sus polos no son estacionarios y vagan independientemente uno del otro. Desde su primer descubrimiento formal en 1831, el polo norte magnético ha viajado alrededor de 2.250 kilómetros. Este vagabundeo ha sido generalmente bastante lento, lo que permite a los científicos realizar un seguimiento de su posición con bastante facilidad. Desde el cambio de siglo, esta velocidad ha aumentado.

Las pistas de los aeropuertos son quizás el ejemplo más visible de una ayuda a la navegación actualizada para que coincida con los cambios en el campo magnético de la Tierra. Los aeropuertos de todo el país utilizan los datos para dar nombres numéricos a las pistas, a los que los pilotos se refieren en tierra.

"La declinación ha cambiado un poco más de 2,5 grados en los últimos 22 años desde que Denver abrió", dijo Heath Montgomery, el ex portavoz del aeropuerto internacional, después de una actualización anterior del WMM.

Pulsos geomagnéticos

Mientras tanto, los científicos están trabajando para comprender por qué el campo magnético está cambiando tan dramáticamente. Los pulsos geomagnéticos, como el que ocurrió en 2016, se remontan a ondas "hidromagnéticas" que surgen desde lo más profundo del núcleo. Y el movimiento rápido del polo magnético norte podría vincularse a un chorro de hierro líquido a alta velocidad debajo de Canadá.

Este chorro parece estar manchando y debilitando el campo magnético debajo de Canadá, dijo Phil Livermore, un geomagnetista de la Universidad de Leeds, Reino Unido, en una reunión de la American Geophysical Union. Y eso significa que Canadá está perdiendo esencialmente una lucha magnética con Siberia.

"La ubicación del polo magnético norte parece estar gobernada por dos parches de campo magnético a gran escala, uno debajo de Canadá y otro debajo de Siberia", dice Livermore. "El parche siberiano está ganando la competición". Esto significa que los geomagnetistas del mundo tendrán mucho para mantenerlos ocupados en el futuro previsible.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento