Los ‘riders’ no logran compromisos de la Comisión Europea contra la "uberización"

'Riders' de distintos países acudieron este viernes al Parlamento Europeo para mantener una reunión con miembros de la Comisión.
'Riders' de distintos países acudieron este viernes al Parlamento Europeo para mantener una reunión con miembros de la Comisión.
Pablo Rodero

La Comisión Europea es consciente de su situación de precariedad, está trabajando en mejorar la regulación, pero todo dependerá de los estados miembro.

Esa fue la respuesta que representantes del Ejecutivo comunitario dieron a una una delegación de trabajadores y extrabajadores de plataformas de entrega a domicilio como Deliveroo, UberEats o Glovo en una reunión mantenida este jueves en Bruselas.

“Cuando oigo las expectativas que tenéis en lo que la Comisión debe o puede hacer, me duele, porque pensáis que somos muy importantes y tenemos mucha capacidad, pero la realidad es otra”, declaró una de las representantes de la Comisión, en la reunión organizada por la eurodiputada de Podemos Idoia Villanueva.

“El trabajo de aplicar las leyes es de los estados miembro y esta es la forma en la que funciona la UE”, añadió la representante de la Comisión.

Los trabajadores de estas plataformas digitales, que son autónomos, han venido interponiendo denuncias en los últimos años para exigir que las empresas les incorporen en plantilla.

En España, los juzgados han dictado sentencias contradictorias en casos que afectan a Glovo y Deliveroo, y habrá que esperar a que el Tribunal Supremo cree jurisprudencia para resolver el conflicto.

“Pese a que en cada país hay pequeñas variaciones en cuanto a legislación, todos coincidimos en una cosa, en que no queremos ser falsos autónomos”, declaró en la citada reunión Nuria Soto, de la asociación Riders X Derechos en Barcelona.

“No necesitamos leyes nuevas, necesitamos que las que hay se apliquen, no se están aplicando, y este fraude se está justificando con la innovación”, defendió Soto.

Junto a los ‘riders’, acudieron a Bruselas otros colectivos afectados por estas nuevas formas de relación laboral -como los taxistas y los trabajadores de aerolíneas como Ryanair-, que suponen que algunos trabajadores no formen parte de las plantillas de las empresas para las que trabajan, sino que mantengan una relación mercantil.

La Comisión trabaja en la creación una nueva Directiva laboral que estará lista para 2022 y que, previsiblemente, que tratará de atajar el conflicto referente a los falsos autónomos.

No obstante, los funcionarios comunitarios insistieron en que “la Comisión no tiene una Policía ni puede juzgar a nivel de los estados miembro”, por lo que la aplicación de la Directiva quedará en mano de las judicaturas nacionales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento