La batalla judicial entre Miguel Bosé y Nacho Palau por los hijos continúa pese a la tregua que pactaron

Miguel Bosé y Nacho Palau, en 2004.
Miguel Bosé y Nacho Palau, en 2004.
GTRES

Mucha tela que cortar entre Miguel Bosé y Nacho Palau desde que se hiciese pública, en octubre de 2018, la relación que habían mantenido a lo largo de 26 años a raíz de que el escultor demandase al cantante para defender "sus derechos y los de sus hijos menores", algo que se vio poco después cuando se supo que le cabreaba la polémica que suscitó la exposición mediática de estos en la presentación hollywoodiense de la última película de Godzilla en mayo de este año.

El tallista y cincelador había permanecido más de un cuarto de siglo a la sombra de Bosé desde que los presentase, a principios de los 90, un amigo en común, Francis Montesinos. En aquel momento, Palau comenzaba a despuntar pero el músico ya era una estrella mediática, por lo que el artista plástico priorizó su vida personal y estuvo más implicado en las labores del cuidado familiar.

Precisamente esto fue crucial en la demanda que interpuso aquel 17 de octubre a través del despacho de abogados valenciano Ortolá Dinnbier.  Palau exigía entonces tanto "acciones de filiación paterna no matrimonial con fundamento en la posesión de estado", como una "acción acumulada para el establecimiento de medidas paternofiliales de hijos no matrimoniales", una "acción subsidiaria para el reconocimiento y fijación de un derecho de relación de allegados", y, por último, una serie de "medidas cautelares para el establecimiento urgente de visitas y alimentos".

En otros términos, lo que Palau pide es dinero, en forma de pensión compensatoria por todos esos años dedicado al cantante y a los hijos, a los cuales, pide a la justicia, quiere seguir viendo de forma asidua.

Problema. ¿Por qué? Porque los cuatro vástagos, todos ellos concebidos mediante una madre de alquiler en Estados Unidos, son dos parejas de mellizos, y ambos, por tanto, tienen dos hijos biológicos cada uno: Tadeo y Diego nacieron de un vientre de alquiler inseminado con el material genético de Miguel Bosé, mientras que Ivo y Telmo lo hicieron a partir de una muestra de Nacho Palau.

Pues bien. De un tiempo a esta parte, Nacho Palau y Miguel Bosé firmaron metafóricamente una tregua e hicieron las paces por el bien de los cuatro hermanos durante el verano, alternándose las semanas para que los cuatro pasasen tiempo con uno y con otro, tanto en la casa de Madrid del cantante (aunque él, Tadeo y Diego viven en México) como en Chelva, pequeña localidad valenciana de 1.500 habitantes donde actualmente reside el escultor, de 50 años.

Contrariamente a lo que se pueda pensar, sobre todo por el silencio que ha englobado a la expareja durante estos meses, las cosas no han mejorado en exceso en su relación y el proceso judicial sigue su curso, por lo que el rumor de que pudiesen haber llegado a un acuerdo extramatrimonial queda descartado. 

Esta batalla, además, tiene en vilo al mundo del Derecho de Familia, dados los nuevos agentes que intervienen, desde la doble filiación de los hijos a la residencia en países diferentes, la gestación por vientre de alquiler, ilegal en nuestro país, etcétera.

"El procedimiento judicial, ante el Juzgado de 1ª Instancia, sigue su trámite", han admitido desde el despacho Ortolá Dinnbier a Vanitatis. "Además, es previsible considerar, por la novedad de la acción judicial y la compleja cuestión jurídica que se está planteando (declaración de filiación por posesión de estado del progenitor intencional sobre hijos nacidos mediante técnicas de maternidad subrogada, concebidos con material genético del progenitor biológico), que el asunto pueda recorrer todas las instancias posibles hasta la obtención de una resolución definitiva y firme", han comentado, dando a entender la magnitud del proceso y, claro, que se plantea será muy largo con diversos recursos y apelaciones sea cual sea el fallo.

La abuela los quiere a todos

Como buena abuela, esto no ha impedido que Lucía Bosé pase de disputas entre su hijo y Nacho Palau (de hecho tuvo confrontaciones con Miguel Bosé por ello en el pasado) y se haya acercado el pasado puente de la Constitución a Chelva para ver a Ivo y Telmo, como ha informado el diario Las Provincias, y lo haya subido a las redes sociales.

La actriz subió diversas imágenes sobre cómo había hecho la Ruta del Agua, famosa en esas tierras valencianas, y dejó un mensaje a sus fans: "Acabo mi jornada de domingo, con un paseo por el río, recargando las pilas para una nueva aventura. Buona sera a tutti".

La madre de Miguel Bosé se encontró además con una fuente de agua filtrada de la montaña que le trajo buenos recuerdos: "Hoy paseando me encuentro un lavadero de 1947, año en el que gané Miss Italia, me hizo ilusión".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento