La debacle de 'Gran Hermano': de la supuesta violación de Carlota Prado a la cancelación de 'GH Dúo 2'

Carlota Prado, de 'Gran Hermano Revolution'.
Carlota Prado, de 'Gran Hermano Revolution'.
TELECINCO

Gran Hermano está viviendo un momento histórico. Aunque el reality ha tenido récord de audiencia con GH VIP 7, también está sufriendo un gran boicot que parece estar llevándolo a lo que podría ser el final del concurso.

La supuesta violación que vivió Carlota Prado en GH Revolution y el correspondiente proceso judicial que ha tenido lugar durante los últimos años han desembocado en una gran polémica y miles de críticas al programa. Pero además, decenas de marcas anunciantes dejaron de publicitarse en el espacio y esto ha dificultado, aunque no imposibilitado, el normal desenvolvimiento de la última edición de Gran Hermano.

Así comenzó todo

José María López y Carlota Prado en 'GH Revolution'.
José María López y Carlota Prado en 'GH Revolution'.
MEDIASET

GH Revolution se emitió a finales de 2017, fue la segunda edición presentada por Jorge Javier Vázquez y la última de anónimos hasta la fecha. Entre sus concursantes, estaban Carlota Prado y José María López, dos jóvenes de 24 años que comenzaron una relación dentro de la casa. Pero una noche, durante una fiesta, bebieron algo de alcohol y, aunque la organización no suele darles mucha bebida, la malagueña se vio bastante afectada.

Carlota, en un claro estado de embriaguez, fue llevada por su pareja a la habitación y, al parecer, ella se quedó prácticamente inconsciente en la cama. Fue en ese momento cuando José María, supuestamente, abusó sexualmente de ella.

Durante unas horas, el programa continuó con su funcionamiento normal y los dejó juntos en la casa hasta que, a la mañana siguiente de lo ocurrido, llamaron al murciano al confesionario y lo expulsaron "por una conducta intolerable". Después, convocaron a la concursante para contarle lo sucedido y, mientras se encontraba sola y sin preguntarle si quería ver el vídeo de la noche anterior, se lo pusieron. Carlota se quedó horrorizada, pues no se acordaba de nada, y, entre lágrimas y ansiedad, pidió ver a sus amigos y poder hablar con José María, pero le dijeron que ya no estaba en la casa.

Tal y como explicó Zeppelin, la productora del espacio, en aquel entonces "el propio Productor Ejecutivo del programa se personó en la Guardia Civil para poner en su conocimiento lo acontecido durante esa noche en la casa". Pero ella no demandó en un primer momento y quiso volver a la casa hasta ser expulsada por la audiencia semanas después.

Dos años después, y tras haber interpuesto una denuncia al salir de la casa, Carlota Prado se pronunció por fin en septiembre de 2019 y criticó la actitud de Gran Hermano al no impedir el supuesto abuso que ocurrió. "No llego a explicarme cómo el programa lo permitió. Esto pasa a la una y media de la mañana y nadie irrumpió", declaró. "Se ve cómo la 'Súper' me llama y yo no respondo porque estoy inconsciente. Él dice entre risas algo como 'me da que Carlota no va a llegar al Confe'", aseguró Carlota.

La malagueña también desveló datos del proceso judicial que se centraba en el caso: "El auto de la jueza dice que se ve 'clara, precisa y reiterada mi oposición' a las acciones de esta persona, hasta que finalmente quedo inconsciente". "La Audiencia Provincial de Madrid acaba de desestimar tres recursos de apelación interpuestos por la defensa del imputado", aclaró la concursante. "No sé cuánto tiempo más tendré que seguir esperando para que se celebre el juicio, hace ya casi dos años de todo esto...".

El vídeo filtrado y las críticas

El 19 de noviembre de este mismo año, el caso volvió a avanzar debido a la filtración del vídeo en el que Gran Hermano le cuenta lo sucedido a Carlota en el confesionario. El Confidencial hizo públicas las imágenes y estas generaron bastante polémica debido a la forma en la que se lo comunicaron.

"Queremos que sepas que tienes todo nuestro apoyo psicológico, familiar...", le dijo el Súper, que además le aseguró que nada de lo que ella había visto se emitiría "bajo ningún concepto". Y así fue, nada se vio en televisión, pero el vídeo fue filtrado dos años después.

"Por favor, traedme algo que me relaje, de verdad, tengo el corazón a mil", dijo la joven angustiada. Pidió abandonar el confesionario, aunque no la dejaron. "Carlota, este tema, por José María y por ti, por el bien de ambos, no debe salir de aquí", le dijo el Súper refiriéndose a que no contara nada a sus compañeros de concurso. Al parecer, minutos después, entró una de las máximas responsables de Zeppelin, productora del formato, y una psicóloga para hablar con ella.

Las imágenes fueron duramente criticadas por diversos motivos: no le preguntaron antes de ponerle el vídeo; dejaron que Carlota Prado las viera ella sola, sin apoyo psicológico; no se las mostraron a José María; y, en general, porque la gente consideró que Gran Hermano no trató el tema de forma apropiada. Además, que no pararan el supuesto abuso en el momento y esperaran horas para actuar de la forma en que lo hicieron, fue lo que más se le ha echado en cara al programa.

Pero los mensajes contra el reality no vinieron solo de parte de usuarios anónimos, sino que Coto Matamoros, hermano de Kiko Matamoros (colaborador de Sálvame) y Pepe Herrero, ganador de GH 7, también se unieron a la causa. Publicaron un vídeo en el que conversaban sobre este tema y criticaban duramente al programa y a su actual presentador. "Tapaste una violación", acusó el exconcursante de GH a Jorge Javier Vázquez.

El abandono publicitario de las marcas

Todas estas críticas se materializaron, por así decirlo, con el abandono publicitario de las marcas. El 25 de noviembre, la operadora de telefonía e internet Fi Network publicó un comunicado en redes sociales en el que decía que rechazaba "enérgicamente cualquier tipo de abuso o violencia sexual", por lo que decidió retirar sus anuncios de los espacios publicitarios de Gran Hermano.

Ellos fueron los primeros, pero después llegaron otras como Nestlé, El Carretillero, Telepizza o Ferrero. Muchos usuarios de redes incluso se organizaron para enviar mensajes a todas las empresas que se publicitaban para mostrarles su rechazo si seguían anunciándose en el concurso. Ya sea por la gran cantidad de tuits que recibieron o por voluntad propia, al final han sido unas 40 marcas las que han abandonado el programa.


AdeslasAffinity PetcareAlmaxAneto
Angulas AguinagaBalayBBVABiotherm
Casa TarradellasConforamaCosta CrucerosDomino's Pizza
DoritosDíaEl CarretilleroEstrella Galicia
Farmacias DirectFerreroFi NetworkGarnier
GSKHolaLuzIONOSL'Oréal
LancômeLeite LarsaLotusMaybelline
Media MarktMilarTelefónicaNestlé
NissanOrange / JazztelPepsiPhone House
Postres ReinaSchweppesTelepizzaTous

La reacción de 'GH'

Las consecuencias del abandono de marcas fueron que el programa cada vez tenía menos pausas publicitarias, menos variedad de anuncios y mayor cantidad de autopromociones de sus propias series y programas. Aun así, el formato ha continuado teniendo buenos datos de audiencia, superando en casi todas las galas el 30% de share. De hecho, GH VIP 7 se ha convertido en una de las ediciones más vistas de la historia.

Por otro lado, aunque muchos usuarios de redes consideran que la organización intentó silenciar el suceso de una forma u otra, al no tratarlo públicamente o al pedirle a Carlota que no contara nada en la casa, el reality declaró que activaron "los protocolos establecidos" y condenan este tipo de conductas.

La productora envió un comunicado pidiendo perdón a Carlota Prado y asegurando que "lamenta y reconoce que fue un error la primera comunicación en el confesionario". "Gran Hermano siempre ha condenado este tipo de conductas (...) El programa ha colaborado siempre con las autoridades aportando todas las pruebas necesarias para la investigación, debidamente encriptadas y custodiadas", declaró en su nota.

Aun así, Zeppelin decidió "revisar todos sus protocolos y reforzar los equipos para afrontar eventuales situaciones de vulneración de derechos", además de "instaurar la política de cero alcohol y reforzar la atención a los concursantes durante y una vez que hayan abandonado la casa".

Por su parte, Mediaset también lanzó otro comunicado en el que, además de mostrar su profundo rechazo a "todo tipo de abusos", criticó a Antena 3, laSexta, Onda Cero y La Razón por avivar "las acciones de desprestigio de manera desleal".

A una semana de terminar GH VIP 7, lo cierto es que sigue anotando buenos datos de audiencia y parece que ha empezado a recuperar algunos anunciantes: conciertos, móviles, bebidas alcohólicas, bombones, aspiradoras, refrescos... Además, el programa ha iniciado una campaña contra este boicot masivo usando el hashtag #MeGustaGH tanto en plató como dentro de la casa, y mostrando públicamente tuis de personas que alaban el reality.

Pero también ha habido otras consecuencias más llamativas y es que, aunque todo apuntaba a que en enero comenzaría la segunda edición de GH Dúo, en la que participan famosos por parejas, parece que la cadena ha querido alejarse de la marca GH y la ha cancelado. De este modo, Telecinco estrenará a principios de 2020 La isla de las tentaciones, presentado por Mónica Naranjo, y ya está preparando Supervivientes 2020 para adelantar su emisión a febrero.

Sin duda, este suceso y su posterior boicot al concurso ha marcado un antes y un después en la historia del reality. Aunque nadie ha confirmado que la marca se haya apagado, se desconoce si la cadena reabrirá en un futuro la puerta de la casa de GH. Pero, de momento, el caso 'Carlota Prado' continúa, pues el proceso judicial sigue abierto y parece que la productora está participando activamente en él.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento