La oposición reclama más fondos y transparencia para afrontar los desafíos en Derechos Sociales

Los grupos de la oposición en la Junta General del Principado de Asturias han valorado este viernes la comparecencia presupuestaria de la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, destacando la necesidad de mayores inversiones y más transparencia en la gestión de la Consejería para afrontar los desafíos del futuro.

La de Derechos Sociales ha sido la quinta comparecencia informativa acerca del Proyecto de Ley de Principado de Asturias de Presupuestos Generales para 2020 que acoge la Junta General del Principado de Asturias de cara a la aprobación de las cuentas autonómicas.

Durante el turno de fijación de posiciones, el diputado de Foro Adrián Pumares ha reconocido que, si bien el documento de presupuestos debatido hoy en el parlamento "hace un esfuerzo" para garantizar el conjunto de prestaciones sociales, los recursos son "insuficientes" para afrontar los "grandes problemas" como las listas de espera en dependencia.

Ha señalado también la necesidad de que Derechos Sociales no sea "un compartimento estanco" del resto de consejerías. Sería idóneo, para el parlamentario de Foro, que haya una "gran colaboración" con el área de Empleo del Gobierno para fomentar la creación de puestos de trabajo, ya que es "la principal ayuda social" que se puede llevar a cabo desde un Ejecutivo.

El diputado de Ciudadanos Armando Fernández Bartolomé, ha abogado por la puesta en marcha de mecanismos que doten de mayor transparencia al sistema de derechos y servicios sociales. Ha anunciado el diputado de Cs que las enmiendas que su grupo planteará irán en esta dirección, dada la importancia que tiene "afinar" en el diseño y ejecución de unas políticas que, junto a las de Salud y Educación, se llevan "el grueso" de los presupuestos.

Por otro lado Fernández Bartolomé ha emplazado a la consejera a acometer "reformas estructurales" en su departamento para que las cuentas no sean "inerciales". Si "poco a poco" van acometiendo estas reformas, ha agregado, el Gobierno tendrá el apoyo de su grupo parlmentario. Ha abogado también por la colaboración con la Universidad y la Consejería de Ciencia e Innovación para aprovechar la "gran oportunidad económica" que pueden suponer los avances en los derechos sociales.

Desde Podemos Asturies el diputado Rafael Palacios ha criticado las cuentas, indicando que para que su partido apoye el presupuesto autonómico el Gobierno tendría que "expresar su clara voluntad política" de finalizar con la "privatización" y las "subcontrataciones" en el organismo autónomo Establecimientos Residenciales para Ancianos (ERA). Deberían también, a su juicio, reflejar una "garantía" de la eliminación de las listas de espera en dependencia, la priorización de la atención directa frente al "excesivo uso" de la teleasistencia", y un incremento de 10 millones de euros en inversión social.

Con medidas como estas, ha argumentado Palacios, se crearían 325 puestos de trabajo. "Tienen ustedes la última palabra", ha dicho a la consejera, a quien ha tendido la mano para sacar adelante un "presupuesto progresista y de izquierdas" que permita enfrentar los "difíciles retos" y garantizar el acceso a derechos fundamentales.

La parlamentaria del PP Reyes Fernández Hurlé ha destacado en su intervención que estos no son unos presupuestos "buenos" para los asturianos, y ha advertido de que la gestión socialista "es alarmante".

Ha recriminado a la consejera Melania Álvarez que "pase a la historia" como la primera consejera socialista "en recortar en Salario Social y dependencia". "Cuando pensábamos que no podía ir peor, el nuevo gobierno puede agravar todo más", ha alertado, frente a un proyecto presupuestario que, a su juicio, no garantiza "ni el bienestar ni la cohesión".

Crítica ha sido también la diputada de Vox Sara Álvarez Rouco, quien ha señalado que las ayudas sociales "no llegan a quienes las necesitan", sino que el gasto se queda en "estructuras, salarios, y personal". Desde Vox, ha dicho, no están de acuerdo en que las partidas destinadas al "gasto social" sirvan para "abrir brechas en la sociedad" y sean un "escudo" para determinados grupos cuando "los auténticamente necesitados continúan olvidados".

Ha afeado además que "olviden" a "muchos" mayores y niños, y que hayan presentado planes para familias monoparentales y monomarentales olvidándose de las familias numerosas.

Un tono menos beligerante ha tenido el parlamentario de IU Ovidio Zapico, quien ha insistido en que se "congratula" por las diferentes partidas que recogen las cuentas en Derechos Sociales y Bienestar.

Zapico ha aprovechado para criticar las palabras del presidente de la Patronal de empresarios, Belarmino Feito, quien afirmó que Asturias no podía permitirse el gasto social reflejado en el presupuesto. "Es inversión", ha enfatizado, para recordar que, mientras no se cree empleo "de calidad" con sueldos que permitan "vivir con dignidad", las políticas sociales y la inversión social seguirán siendo necesarias.

Desde el PSOE la parlamentaria Ana Isabel González ha destacado la importancia de disponer de unas cuentas que permitan movilizar "todos los recursos disponibles" y dar "continuidad y agilidad" al trabajo que esta consejería viene desarrollando.

A juicio de los socialistas este presupuesto "fortalece" el estado del bienestar a través de una "redistribución justa" que "garantiza la igualdad de oportunidades". Entiende la diputada González que estos presupuestos "son el instrumento adecuado para consolidar políticas dirigidas a las personas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento