La Mesa rechaza dividir el Grupo Mixto en tres pero da tiempo para un nuevo acuerdo que lo aligere

  • El órgano rechaza los grupos parlamentarios Múltiple y España Plural por no ajustarse al reglamento.
  • Toma fuerza de nuevo la propuesta que abanderó Compromís: dejar solos en el Mixto a Foro, UPN y la CUP.
  • La Mesa da una prórroga hasta el próximo viernes a los partidos minoritarios para que lleguen a un nuevo pacto.
  • Se pospone hasta, al menos, dentro de dos semanas la asignación de asientos en el hemiciclo.
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, este viernes.
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, este viernes.
EFE

Habrá que buscar nuevas fórmulas para que el Grupo Mixto del Congreso no esté masificado esta legislatura. La Mesa de la Cámara rechazó este viernes la conformación de los grupos parlamentarios Múltiple (que pretendían constituir JxCat, Más País, Compromís y BNG) y España Plural (solicitado por PRC, Teruel Existe, Coalición Canaria y UPN), al entender que no se ajustan al reglamento.

No obstante, consciente de que un Grupo Mixto de 21 diputados sería muy difícil de gestionar, la Mesaha dado a los partidos minoritarios una prórroga de cinco días hábiles, hasta el próximo viernes, para que acuerden una nueva fórmula que permita aligerarlo. Para ello toma fuerza de nuevo la propuesta que abanderó Compromís y que en un principio rechazaron los partidos regionalistas: reunir en un grupo a los 16 parlamentarios que suman el propio Compromís, JxCat, Más País, CC, NC, BNG, PRC y Teruel Existe, dejando en el Mixto a la CUP, a Foro y a UPN.

Si se consiguiera la luz verde de la Mesa a esta fórmula, la idea de Compromís es que a posteriori una parte de esos 16 escaños volvieran al Grupo Mixto, para que así ambos grupos -el Mixto y el de nueva creación- estén compuestos por un número similar de parlamentarios y el tiempo y los recursos se repartan de forma más equitativa.

En principio, esta fórmula superaría los escollos normativos, ya que el reglamento permite formar grupo si se ponen de acuerdo para ello 15 diputados o más sin exigir ningún otro requisito. Requisitos que se han seguido de manera estricta -a diferencia de lo ocurrido en otras ocasiones- y que han sido precisamente los que han impedido la conformación de los grupos Múltiple y España Plural, al entender que no cumplían la norma.

Los obstáculos reglamentarios

Según detalló la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, para rechazar estos grupos se han tomado en consideración un informe de los letrados de la Cámara. En el primer caso la Mesa ha basado en su decisión en que los partidos que lo han solicitado no llegan al necesario 5% del voto a escala nacional: unidos, se quedan tan solo en el 4,88%.

En el caso del Grupo España Plural son dos los argumentos. En primer lugar, se entiende que UPN no puede conformar un grupo separado al del PP, ya que concurrió junto a ese partido en la coalición España Suma. Y, además, no se admite que CC intente de desgajarse de NC para cumplir el reglamento.

CC y NC se presentaron en coalición a las elecciones, y su lista conjunta no alcanzó en la provincia de Las Palmas el 15% del voto, mínimo necesario para constituir grupo si no se concurre en toda España. Esa lista de Las Palmas la lideraba Pedro Quevedo, el único diputado de NC, precisamente al que se ha intentado dejar fuera del grupo.

La distribución de asientos se retrasa

La prórroga hasta el próximo viernes del plazo para constituir grupos parlamentarios tendrá un efecto colateral: posponer hasta, al menos, dentro de dos semanas la asignación de escaños. Según explicó Batet, los asientos que ocupará cada grupo en el hemiciclo no podrán ser decididos hasta que no se hayan constituido todos los grupos, y el plazo se cierra el viernes.

No obstante, fuentes parlamentarias confirman que PSOE y Unidas Podemos ya tienen un principio de acuerdo para repartirse su parte del Congreso junto a otros grupos minoritarios. Según estas fuentes, se reservará un espacio a la derecha para los 151 escaños de PP, Vox y Ciudadanos, y serán estos partidos los que tengan que discutir cómo se reparten esos asientos. Vox aspira a salir del gallinero y a ocupar las actas que eran de Ciudadanos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento