Endometriosis: qué es, diagnóstico y tratamiento

  • El 10% de las mujeres en edad fértil sufre endometriosis.
  • En algunos casos, la endometriosis puede causar cáncer ovárico.
Endometriosis
La endometriosis es un problema que afecta al 10% de las mujeres.
GTRESONLINE

La endometriosis es una enfermedad crónica que afecta a las mujeres y que, muchas, sufren en silencio. El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (MSCBS) "estima que la endometriosis afecta por lo menos a un 10% de la población femenina en edad fértil". Aunque hay mujeres que no manifiestan ningún síntoma, la mayoría suelen tener dolores muy fuertes, además de otros problemas derivados de esta enfermedad.

El Manual MSD establece que la edad promedio en la que se suele diagnosticar la endometriosis es a los 27 años. Como vemos, bastante temprano. No obstante, según indica, también puede aparecer ya en la adolescencia.

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es el crecimiento benigno del tejido endometrial fuera del útero. El peritoneo pélvico y los ovarios son las zonas más frecuentes en las que se suele detectar este tejido, sin embargo, puede encontrarse en otras partes como la vejiga o, incluso, los intestinos, según el MSCBS.

Las causas por las que este tejido comienza a crecer todavía son desconocidas. Sin embargo, el Manual MSD establece como posibles razones de su aparición los antecedentes familiares, el retraso en la maternidad, la menopausia tardía o los ciclos menstruales cortos, entre otros motivos.

Un aspecto fundamental s que este tejido que crece fuera del útero depende del ciclo hormonal de la mujer. Así, con cada menstruación se va desprendiendo y produciendo fuertes sangrados. 

Diagnóstico de la endometriosis

Los síntomas de la endometriosis son clave para su diagnóstico, aunque en mujeres asintomáticas suele detectarse la enfermedad en las revisiones rutinarias. Los problemas más comunes que suele provocar son:

  • Dispaurenia: dolor intenso que se produce durante la penetración al mantener relaciones sexuales y que dificulta el coito. Las molestias pueden aparecer durante o después de las relaciones.
  • Infertilidad: esta consecuencia suele afectar hasta el 40% de las mujeres que han sido diagnosticadas con endometriosis.
  • Dolor pélvico crónico: puede presentarse en forma de dismenorrea severa progresiva, lo que ocurre en un 75% de los casos según el MSCBS.

Otros síntomas adicionales que expone el Manual MSD son el dolor al defecar, sangrado rectal durante la menstruación, dolor durante la micción (a veces, asociado a la cistitis) o la incontinencia. Toda esta sintomatología suele disminuir o solucionarse en el momento en el que hay un embarazo.

El ginecólogo, tras la sintomatología expuesta, realizará un examen pélvico y una laparoscopia que permitirá ver mejor si la paciente sufre endometriosis. En el caso de que se diagnostique existen diferentes tratamientos para hacerle frente a esta enfermedad.

¿La endometriosis es una enfermedad maligna?

La endometriosis es una enfermedad que se considera benigna, sin embargo, en algunas pacientes diagnosticadas con endometriosis ovárica puede derivar en un cáncer ovárico. Esto no es frecuente y el riesgo es bajo, pero es conveniente contemplarlo.

¿Cómo se trata?

La endometriosis, a pesar de ser una enfermedad crónica, tiene diferentes tratamientos que permiten abordarla con eficacia. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Tratamientos hormonales: el uso del DIU, tanto el de cobre como el de levonorgestrel, o las pastillas anticonceptivas suelen dar muy buen resultado. Sin embargo, no resuelven el problema de infertilidad que puede tener una paciente con endometriosis.
  • Fármacos analgésicos: suelen recomendarse fármacos de venta libre como el ibuprofeno. Sin embargo, si el médico lo considera puede recetar alguno que sea más fuerte para tratar los dolores provocados por la endometriosis, como los antihiperalgésicos o los opioides.
  • Tratamiento quirúrgico: se lleva a cabo mediante la laparoscopia que permite visualizar bien las lesiones para eliminarlas por completo. Los resultados son alentadores, ya que son mejores a largo plazo y, además, esta intervención ayuda a recuperar la fertilidad.

Aunque no existe una forma concreta para prevenir esta enfermedad, el Manual MSD considera que los nacimientos múltiples, la lactancia prolongada, la menstruación tardía o el uso de anticonceptivos orales pueden evitar su aparición. Sin embargo, las revisiones periódicas son importantes para detectarla y empezar un tratamiento lo antes posible.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento