Sánchez abrirá ahora una ronda de contactos... que incluye a Torra

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante la sesión de control al gobierno .
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante la sesión de control al gobierno .
EFE
Sánchez, cada vez más cerca de la investidura.
ATLAS

El rey ha designado este miércoles a Pedro Sánchez candidato a la investidura y la respuesta del presidente en funciones ha sido convocar una extensa ronda de contactos políticos en los que se incluyen nuevas reuniones y conversaciones con ERC y con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, con quien Sánchez lleva meses negándose a hablar. Estos contactos empezarán el lunes que viene, el día que, según los planes iniciales de Moncloa que se apuntaban de nuevo la semana pasada, debería haber empezado una sesión de investidura. De momento no tiene fecha a la espera de que el PSOE alcance un acuerdo con ERC en una negociación de la que Sánchez se ha negado este miércoles a dar detalle alguno.

Sánchez ha comparecido en Moncloa justo después de que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, leyera en la Cámara el escrito por el que Felipe VI ha designado a Sánchez candidato a al investidura, tras concluir la ronda de consultas con los partidos con representación parlamentaria que empezó este martes. A partir de la decisión del rey, corresponde a Batet fijar una fecha para la sesión de investidura, algo que hará de común acuerdo con el presidente, que es líder de su partido político, el PSOE.

Sin embargo, la ronda de contactos que ha anunciado para la semana que viene supone un cambio de derroteros por los que discurrirán los acontecimientos. Este miércoles, Sánchez no ha especificado cuándo será la sesión de investidura y lo único que ha asegurado es que “no va a haber elecciones nuevamente a lo largo del próximo año porque España necesita estabilidad y certidumbre. “El cuando”, ha dicho, “es cuanto antes, pero no depende solo de nosotros”, puesto que con 120 escaños el PSOE no tiene una “mayoría suficiente”.

De momento no hay fecha. Lo que hay es una ronda de contactos y reuniones que ha anunciado Sánchez y que empezará el lunes que viene. Ese día se reunirá en el Congreso, en encuentros separados, con el presidente del PP, Pablo Casado, y con la próxima líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, “en respuesta a la solicitud del encuentro que me pidió hace unos días”, ha precisado.

Conversaciones con presidentes autónomicos

Después de verse con Casado y Arrimadas, Sánchez ha anunciado que “a partir de la próxima semana” llamará a “todos los presidentes autonómicos”, entre los que cabe incluir también a Torra, dado que Sánchez no lo ha excluido de estos contactos. También hablará con el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), cargo que ocupa el alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero.

Además, Sánchez ha adelantado que su portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, se reunirá con “todos” los partidos de la Cámara “para ver si podemos encontrar una mayoría parlamentaria más amplia que permita sortear los criterios cuanto antes”. Con algunos de ellos Lastra ya se ha reunido, como con JxCAT, PNV o el BNG, mientras que con el resto -de momento, menos Vox y Bildu- también ha habido contactos.

Las conversaciones de la portavoz socialista también apuntan a un nuevo encuentro con ERC, con quien el PSOE se ha reunido ya en tres ocasiones públicamente, además de al menos otro encuentro más discreto para intentar allanar la investidura con el partido que sigue siendo clave, puesto que, ante la negativa del PP y de Ciudadanos, solo podrá ser investido de nuevo si los republicanos se abstienen.

Agradece la actitud de ERC

A pesar de lo importantes que son estos contactos con el partido independentista, Sánchez se ha mantenido hoy en su negativa de desvelar ningún detalle ni poner “adjetivos a cómo van las negociaciones”, más allá de “agradecer la actitud que está teniendo” ERC.

Sin embargo, el presidente no ha aclarado qué herramientas dentro de la Constitución está ofreciendo a ERC para resolver de “políticamente” el “conflicto político” en Cataluña o si está dispuesto a crear una mesa de diálogo distinta a lo que hoy existe, la comisión bilateral Estado-Generalitat.

“Estamos avanzando, pero las negociaciones tienen que ser discretas, los acuerdos tienen que ser públicos pero si queremos que las negociaciones culminen con éxito tienen que ser lo suficientemente discretas como para que lleguemos a un acuerdo que, lógicamente, será público”, se ha limitado a decir Sánchez.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento