Francia detiene al expolicía Mario Sandoval para extraditarlo a Argentina

  • En Argentina será juzgado por la desaparición del estudiante Hernán Abriata ocurrida en octubre de 1976.
Agentes de la policía francesa llevan a cabo una operación antiterrorista.
Fue arrestado por la Oficina Central de Lucha contra los Crímenes contra la Humanidad 
EFE/ Ronald Wittek

El expolicía argentino Mario Sandoval fue detenido este miércoles en su domicilio de las afueras de París con vistas a su extradición a Argentina, que debería llevarse a cabo en los próximos siete días, una vez que el Consejo de Estado rechazó su último recurso posible este miércoles.

La máxima instancia administrativa del país desestimó el recurso al considerar que Sandoval, reclamado por Argentina desde 2012 para ser juzgado por la desaparición del estudiante Hernán Abriata en octubre de 1976, puede beneficiarse en su país de un proceso justo. "El Consejo de Estado consideró que la extradición no privará a Sandoval de sus derechos a un juicio justo, al respeto de la presunción de inocencia y a la seguridad jurídica", dice la instancia.

La Fiscalía de Versalles indicó a Efe que su arresto en la ciudad de Nogent sur Marne lo llevaron a cabo agentes de la Oficina Central de Lucha contra los Crímenes contra la Humanidad (OCLCH), apoyado por otros gendarmes del GIGN, un cuerpo de intervención.

El Consejo de Estado considera que la desaparición no ha prescrito

Los abogados de Sandoval habían acudido al Consejo de Estado después de que el Gobierno autorizara su entrega a Argentina en agosto de 2018 y de que se agotaran el resto de las vías jurídicas. La última, el Consejo Constitucional, que en mayo pasado rechazó el recurso presentado por el expolicía, un año después de que lo hiciera el Supremo.

El Consejo de Estado considera que no ha quedado establecido el plazo de prescripción del delito que se imputa a Sandoval, la desaparición de Abriata en Buenos Aires en 1976. Desde entonces no hay noticias del joven y su cuerpo no ha aparecido. 

La instancia francesa considera que en un secuestro el periodo de prescripción solo comienza cuando este cesa y, como el caso del estudiante desaparecido no ha sido dilucidado, no se puede considerar que haya acabado.

Los magistrados franceses consideran "ficticia" la fecha marcada por las autoridades argentinas de la época como fallecimiento de Abriata, el 31 de octubre de 1976, por lo que no la tienen en cuenta como la de final del secuestro, tal y como habían solicitado los abogados de Sandoval.

Esa fecha, señalan, fue establecida exclusivamente con fines de producir los efectos civiles necesarios para la familia de la víctima "yno pueden constituir el punto de partida del plazo de prescripción en materia penal", señala el Consejo de Estado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento