Cayetano Rivera y Eva González pasan por sus peores momentos: el torero acude a una boda sin la presentadora

Eva González y Cayetano Rivera, en junio de 2019.
Eva González y Cayetano Rivera, en junio de 2019.
Jesus Briones / GTRES

Ella ya se ha pronunciado y no quiere ser, en absoluto, un personaje público, "ajena al mundo de la denominada prensa del corazón". Pero su nombre, Karelys Rodríguez, ya es, por motivos propios, uno de los nombres del mes. Sobre todo, porque puede ser el motivo de un distanciamiento crucial entre Cayetano Rivera y Eva González.

Lo publica este miércoles en su portada la revista ¡Hola! y es que el torero y la presentadora pueden estar pasando por sus horas más bajas desde que son marido y mujer.

La supuesta infidelidad del diestro les ha trastocado como pareja y lo que parecía un cuento de hadas de nunca acabar se puede acabar convirtiendo en una pesadilla si finalmente se certifica que Rivera ha sido infiel.

Y sin embargo, todas las partes afirman lo contrario, que no ha ocurrido, incluso el hermano de Cayetano, Fran, que ha atacado a Telecinco, mientras que su otro hermano, Kiko Rivera, ha preferido no pronunciarse. Eso sí, las imágenes y fotografías del marido de Eva González y Karelys juntos hablan por sí solas.

Quizá por eso la solución ha sido poner tierra de por medio en el matrimonio y darse un tiempo para pensar con claridad, aunque ellos signifique que en ciertos eventos corran los rumores.

El último ha sido la boda del cineasta norteamericano Samuel Mac Fadden, quien ha rodado el cortometraje Amanecer, sobre el mundo del toreo. El sacramento se celebró en Sevilla el pasado sábado día 7 de diciembre y Cayetano Rivera ejerció como padrino debido a la amistad que han entablado.

El problema ha sido que en un evento de estas magnitudes acudir solo significa, básicamente, problemas en el paraíso, y eso es lo que todos los asistentes pudieron certificar puesto que el diestro no llegó acompañado de Eva González.

Aunque ella es muy dada a no perderse esta clase de actos sociales junto a su marido, prefirió, se presupone, quedarse en casa cuidando del pequeño Cayetano (ahora que además se ha sabido que la otra hija del matador, Lucía Rivera, y ella tienen una relación distante).

Así las cosas, parece que la paresa atraviesa su peor momento desde que salieran a la luz las imágenes del diestro con su amiga cogida del brazo en Londres, donde fue a visitarla antes de tomar un avión a Perú, pues el 24 de noviembre tenía que cumplir un compromiso taurino en Lima.

Ese gesto, del que se desconoce si era consciente o no Eva González, ha sido, nunca mejor dicho, una puntilla en su matrimonio hasta ahora perfecto, teniendo en cuenta que se dio pocos días después de su cuarto aniversario de bodas, el día 6 del mismo mes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento