Canadá, EE UU y México firman la versión final de un "histórico" acuerdo comercial tras dos años de conversaciones

  • El nuevo T-MEC incluye las modificaciones acordadas entre la Casa Blanca y los legisladores demócratas.
La viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland; el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador; el subsecretario mexicano para América del Norte, Jesús Seade; y el representante de Comercio Exterior de EE UU, Robert Lighthizer, durante la firma de la nueva versión del acuerdo comercial T-MEC, en Ciudad de México.
La viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland; el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador; el subsecretario mexicano para América del Norte, Jesús Seade; y el representante de Comercio Exterior de EE UU, Robert Lighthizer, durante la firma de la nueva versión del acuerdo comercial T-MEC, en Ciudad de México.
MARIO GUZMÁN / EFE

Representantes de los Gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá firmaron este martes en la capital mexicana la nueva versión del acuerdo comercial T-MEC (el tratado que sustituyó al TLCAN, o NAFTA, por sus siglas en inglés) que incluye las modificaciones acordadas entre la Casa Blanca y los legisladores estadounidenses del Partido Demócrata, informa Efe.

En la firma del tratado, que tuvo lugar en el Palacio Nacional de México con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, como testigo, participaron el subsecretario mexicano para América del Norte, Jesús Seade, el representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y la viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland.

López Obrador definió el tratado como "un acuerdo económico de grandes dimensiones" y dijo que "significa mayor inversión para Canadá, Estados Unidos y México", mientras respeta las "soberanías" de las tres naciones.

Lighthizer, por su parte, agradeció al Gobierno de México haber mantenido una negociación iniciada por la administración mexicana anterior y dijo que "el resultado es el mejor acuerdo comercial de la historia".

"Gracias al liderazgo del presidente Trump hemos alcanzado un acuerdo histórico. Después de trabajar con republicanos, demócratas y otras partes durante los últimos dos años hemos creado un acuerdo que beneficia a los trabajadores estadounidenses y agricultores durante los próximos años. Este será un modelo de acuerdo comercial para Estados Unidos de cara al futuro", añadió Lighthizer, en declaraciones recogidas por Europa Press.

Freeland, por último, señaló que el T-MEC es "de importancia crítica para nuestros países" y aseguró que es un tratado comercial "actualizado, mejorado y modernizado para el siglo XXI, en un momento en que cada vez es más difícil cerrar tratos comerciales".

En la ceremonia estuvo también el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, y el asesor de la Casa Blanca y yerno de Donald Trump Jared Kushner, así como ministros, legisladores y empresarios mexicanos.

Respaldo de Nancy Pelosi

Antes de la firma, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, quien mantenía bloqueado el proceso de ratificación, dio su respaldo a la nueva versión del tratado y abrió la puerta a que sea aprobado por la cámara baja del Congreso estadounidense antes del 20 de diciembre, cuando comienza el receso navideño.

En conferencia de prensa desde Washington, Pelosi expresó que el acuerdo modificado es "infinitamente mejor que lo que la Administración propuso en primer lugar" y lo definió de "victoria para los trabajadores estadounidenses".

La legisladora demócrata se refería al T-MEC inicial que firmaron el 30 de noviembre de 2018 los mandatarios de México, Enrique Peña Nieto, de Estados Unidos, Donald Trump, y de Canadá, Justin Trudeau, para sustituir el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en vigor desde 1994.

La industria automovilística, clave

El T-MEC definitivo firmado este martes en México incluye, entre otras cuestiones, que el 75% de los componentes de automóvil se fabriquen en Estados Unidos, Canadá y México para evitar aranceles, y que el 40% de las piezas sean hechas por trabajadores que ganen al menos 16 dólares la hora para 2023.

En junio pasado, el Senado mexicano ratificó el documento anterior del T-MEC, por lo que López Obrador anunció este martes que mandará el nuevo texto a la cámara baja para que lo vuelva a ratificar.

Con estas modificaciones, está previsto que en los próximos días también lo ratifiquen la Cámara de Representantes de Estados Unidos, donde la mayoría demócrata mantenía bloqueado el proceso, y el Parlamento de Canadá, que celebró elecciones el pasado octubre.

Al llegar a la Casa Blanca en 2017, Donald Trump criticó duramente el TLCAN, lo que derivó en más de un año de negociaciones hasta que México, Estados y Canadá firmaron el T-MEC el 30 de noviembre de 2018 en Buenos Aires.

El último año ha estado marcado por las negociaciones entre la Casa Blanca y los demócratas estadounidenses, que mantenían reservas en materia laboral y medioambiental.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento