Una compañía telefónica reclama 1.300 euros a un muerto después de que alguien suplantase su identidad

Medio año después de la muerte de un familiar reciben una factura de móvil de 1.340 euros a nombre del fallecido. Incluye la compra de un móvil y un contrato.
Medio año después de la muerte de un familiar reciben una factura de móvil de 1.340 euros a nombre del fallecido. Incluye la compra de un móvil y un contrato.
Después de la muerte de un familiar, reciben una factura de móvil de 1.340 euros. 
ATLAS

Los familiares de un hombre que falleció hace medio año han recibido una factura de móvil de 1.340 euros a nombre del fallecido que incluye la compra de un móvil y un contrato. La familia ha denunciado los hechos y han descubierto que el teléfono se recogió en la tienda con un DNI que no correspondía al titular del contrato. 

La persona que contrató la línea ha suplantado la identidad del fallecido, por lo que la compañía investiga los hechos mientras la factura sigue creciendo. La familia se siente indefensa: "Tenemos dos frentes abiertos: uno con la persona que ha suplantado la identidad y otro con la compañía". "A nosotros nos preocupan los mecanismos de control que tienen las compañías telefónicas para dar de alta a un cliente". 

Hoy en día, es muy fácil ser víctima de este tipo de fraude. Es muy fácil suplantar la identidad, ya que las grandes compañías no exigen la presencia física para dar de alta a un cliente y tampoco contrastan la firma ni el DNI de forma presencial. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento