El mapa regional del uso de bibliotecas: canarios y ceutíes, los que menos las emplean y catalanes, los que más

  • El número de estos centros cayó un 2,7% entre 2016 y 2018, mientras que el de usuarios disminuyó un 2%.
Biblioteca, libros, lectura
Imagen de una biblioteca.
EUROPA PRESS/JCCM - Archivo

"¿Qué diablos haríamos sin nuestras bibliotecas?", se preguntaba Katherine Hepburn el siglo pasado, antes de que la digitalización revolucionase el mundo de la cultura. Ahora, la actriz vería con tristeza cómo el número de estos centros desciende y solo entre 2016 y 2018 cayó un 2,7%. Lo mismo sucedió con la cifra de usuarios de estas instalaciones, que disminuyó un 2% en este periodo.

En cuanto a la distribución territorial, es Canarias la comunidad con menos usuarios de bibliotecas de todo el territorio español, pues solo un 21,2% de la población utiliza estos servicios. Esta tasa es incluso más baja en la ciudad autónoma de Ceuta, donde solo representa el 16,4% de la ciudadanía, según la Estadística de Bibliotecas de 2018 que publica este martes el INE.

En el extremo opuesto y a la cabeza de este ranking se sitúa Cataluña, donde el 71,9% de la población es usuaria de las bibliotecas. El podio de los más aficionados a estos servicios lo completan el Principado de Asturias (62%) y Castilla y León (54,4%), todas ellas por encima del 46,7% de la media nacional. 

En términos absolutos, el número de usuarios en toda España se redujo a 21,83 millones en estos dos años, de los cuales 17,43 fueron adultos y 4,4 niños. En cuanto a la cantidad de bibliotecas, los territorios donde se observaron los mayores descensos fueron la Comunidad de Madrid, el Principado de Asturias y Andalucía, con una disminución de 32, 29 y 20 centros, respectivamente. Las que menos instalaciones de este tipo perdieron fueron Cantabria y Melilla (con solo una menos), mientras que Navarra mantuvo la misma cifra que en 2016. 

De este modo, en 2018 España contaba con una biblioteca nacional, 4.001 de acceso público, 1.982 especializadas, 269 de instituciones de enseñanza superior, 198 para grupos específicos de usuarios y siete bibliotecas centrales de comunidades autónomas.

Incremento de las visitas

Frente a la disminución del número de bibliotecas y de usuarios, una de las lecturas positivas del informe es el incremento de las visitas, tanto a la página web de las bibliotecas como a sus sedes físicas. 

Así, el número de visitas a las webs aumentó un 1,5% respecto a 2016 y se situó en 194,85 millones. De media, cada habitante acudió a estas páginas 4,2 veces, una cifra que se disparó en Castilla y León (9,3), Galicia (7,6) y Comunidad de Madrid (6,7).

Por su parte, las visitas realizadas en sala crecieron un 0,3%, hasta 197,76 millones y, de media, cada usuario acudió a la biblioteca 4,2 veces. Las mayores tasas correspondieron a Navarra (6,4 visitas), Castilla y León (5,7) y Comunidad de Madrid (5,6).

Made with Flourish

También se produjo un aumento en los préstamos domiciliarios, que ascendieron a 77,76 millones de documentos en 2018, un 10% más que en 2016. 

Por tipo, el libro fue de nuevo el más solicitado (57,7% del total de préstamos), aunque disminuyó un 5,3% respecto a 2016. Le siguieron los documentos electrónicos (17,7%) -que aumentaron de 5,2 millones a 13,7 en dos años- y los audiovisuales (10,6%).

Aumento de los fondos

Otro de los aspectos positivos del estudio es el aumento en la cantidad de fondos, que alcanzaron en 2018 los 291,44 millones de documentos, un 1,7% más que en 2016. Las comunidades que presentaron los mayores incrementos fueron la Región de Murcia (7,2%), Aragón (7,0%) y el Principado de Asturias (4,6%).

En cuanto a la naturaleza de los fondos, los libros representaron el 61,8% del total, los documentos electrónicos el 12,3% y el conjunto de elementos sonoros y audiovisuales el 7,2%.

El aumento fue particularmente elevado en los fondos de libros electrónicos, que llegaron a los 19,56 millones en 2018, con un incremento del 21,3% respecto a 2016. Supusieron el 6,7% del total, frente al 5,6% de 2016.

Durante 2018 se prestaron 4,20 millones de ejemplares electrónicos, casi cuatro veces más que en 2016. El número de lectores en este formato presentes en las bibliotecas mantuvo su tendencia al alza y aumentó un 1,3%. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento