Francia se enfrenta este martes a otra jornada de protestas masivas por la reforma de las pensiones de Macron

Imagen del caos por la huelga indefinida en el transporte público en Francia.
Imagen del caos por la huelga indefinida en el transporte público en Francia.
EFE / EPA / YOAN VALAT
Francia se enfrenta este martes a una nueva jornada de huelgas y manifestaciones contra la reforma de las pensiones de Macron, después del éxito de las movilizaciones del pasado jueves-800.000 manifestantes, según el Gobierno, y un millón y medio, según la Confederación General del Trabajo (CGT).​Las protestas, que se iniciaron el cuatro de diciembre, han provocado el colapso en el sistema de transporte de las grandes ciudades como París, con metros y cercanías abarrotados.​Los sindicatos que se oponen a la reforma de las pensiones del presidente francés, Emmanuel Macron, suben la presión este martes con manifestaciones y paros en servicios públicos que se vienen a sumar a la huelga en el transporte público que comenzó el jueves pasado y durará al menos hasta el fin de semana. Estas protestas pretenden "bloquear y paralizar" París.

Francia se enfrenta este martes a una nueva jornada de huelgas y manifestaciones contra la reforma de las pensiones de Macron, después del éxito de las movilizaciones del pasado jueves-800.000 manifestantes, según el Gobierno, y un millón y medio, según la Confederación General del Trabajo (CGT).

Las protestas, que se iniciaron el cuatro de diciembre, han provocado el colapso en el sistema de transporte de las grandes ciudades como París, con metros y cercanías abarrotados.

Los sindicatos que se oponen a la reforma de las pensiones del presidente francés, Emmanuel Macron, suben la presión este martes con manifestaciones y paros en servicios públicos que se vienen a sumar a la huelga en el transporte público que comenzó el jueves pasado y durará al menos hasta el fin de semana. Estas protestas pretenden "bloquear y paralizar" París.

Tras una reunión el viernes, los sindicatos CGT-FO-Solidaires-FSU han convocado una manifestación que comenzará en la capital francesa a las 13:30 hora local (12:30 GMT) en la plaza Vauban y terminará en la plaza Denfert-Rochereau.

"No han medido el grado de descontento social en nuestro país y es mejor que nos respondan un poco más rápido", dijo Catherine Perret, representante de la CGT.

La víspera de la presentación de la reforma

Los sindicatos que exigen la retirada del proyecto de Macron esperan mostrar una vez más con cientos de miles de personas en las calles que la opinión pública sigue estando mayoritariamente en contra, la víspera de la presentación por el primer ministro, Édouard Philippe,el detalle de la reforma.

El proyecto se presentará el miércoles bajo la presión de una huelga masiva en los ferrocarriles y el transporte metropolitano que se va a prolongar. El primer ministro, que dijo entonces que el periodo de transición hacia un sistema de pensiones por puntos podría ser más largo de lo inicialmente previsto, advierte en declaraciones a medios locales que está decidido a llevar la reforma "hasta el final". 

Porque "si no se hace ahora una reforma profunda, seria y progresiva, mañana vendrá otro que hará una brutal, verdaderamente brutal". Aunque admite que no tiene esperanzas de que su comparecencia del miércoles ponga fin a los paros. "No creo en los anuncios mágicos".

El objetivo de los manifestantes es obligar a que el Gobierno dé marcha atrás en esta reforma, cuyo principal objetivo declarado es unificar los 42 regímenes de pensiones existentes en un sistema por puntos en el que cada euro cotizado durante la carrera profesional dé los mismos derechos de cara a la jubilación.

¿Nuevo caos por la huelga del transporte?

Esta mañana a las 8:00 locales (7:00 GMT) en las autopistas de acceso a París había casi 400 kilómetros de atascos, un nivel muy superior a los 300 habituales de un martes a esa hora, pero inferior a los 620 que se habían alcanzado un día antes. Un nivel de atascos que puede querer decir menos problemas para desplazarse en transporte público.

Lo cierto es que durante este martes solo circulan el 20% de los trenes de alta velocidad (TGV) y de los cercanías en París, el 30% de los regionales (aunque en su mayor parte sustituidos por autobuses) y en las líneas internacionales, por ejemplo siguen suspendidas todas las conexiones con España e Italia.

De hecho, la huelga del sector del transporte que se está desarrollando este sábado en Francia ha obligado a cancelar dos vuelos con origen en el aeropuerto de Alicante y destino París-Beauvais y Marsella.

Así lo ha indicado Aena en sus redes sociales. Los vuelos de Alicante son los únicos que han tenido que ser cancelados por el momento: Para esta jornada, había 217 vuelos con origen en España y destino Francia de los que, a las 14.00 horas, se han operado 89.

La huelga de controladores aéreos ha obligado a las compañías a reducir su programa de vuelos con origen o destino en los grandes aeropuertos franceses durante el día en al menos el 20%.

El director del servicio de cercanías de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF), Alain Krakovitch, reiteró el mensaje a los viajeros que puedan para que renuncien a presentarse en las estaciones "por razones de seguridad" teniendo en cuenta la fuerte afluencia esperada y los pocos trenes disponibles.

En declaraciones a la emisora France Info, Krakovitch reconoció que aunque el miércoles habrá algunos trenes suplementarios, "la situación será difícil hasta el final de la semana" por el paro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento