Pedro Palma Rosa, veterinario sevillano: «Los perros tienen que correr y hacer ejercicio»

Pedro Palma Rosa, veterinario sevillano
Pedro Palma Rosa, veterinario sevillano
P.P.R.

Pedro Palma Rosa estudió Veterinaria en Cáceres, donde se especializó en perros, gatos y animales exóticos. Además, se formó como veterinario anestesista en el Hospital Clínico Veterinario de la ciudad extremeña.

¿Son necesarias las zonas de esparcimiento canino? 

Sin duda alguna sí, muchísimo. No son una tontería pasajera. Los perros tienen que correr y hacer ejercicio porque todo el deporte es imprescindible a nivel clínico. Por ejemplo, puede prevenir la obesidad y frenar dolencias en articulaciones y espalda.

¿Cómo deberían ser las zonas de esparcimiento? 

Deberían de ser muy amplias y con todas las comodidades, tanto para el perro como para el dueño. Grandes, seguras y salubres.

¿Por qué insiste que han de ser grandes? 

Primero porque así corren más distancia, segundo porque permite el contacto con más perros y porque el hacinamiento produce enfermedades y contagios, sobre todo por vía aero-fecal. Que llevemos a nuestro perro a estar en contacto con otros perros es bueno pero lo estamos relacionando con perros que puede que no estén vacunados, despatrasitados o que estén incubando alguna enfermedad.

¿Propone alguna novedad para implantar en estas zonas?

Lo idóneo es que estuvieran divididas en tres espacios, para perros grandes, pequeños y con problemas de socialización, debido a que hay perros dominantes que pueden generar peleas. Yo propongo hacer estas terceras zonas para uso individual, es decir, para que los perros entren de uno en uno y las utilicen solos. Así se lograría que estos perros dominantes puedan hacer ejercicios y disfrutar libres, sin miedo de los dueños a que existan posibles conflictos. Por otro lado, sería genial que en los parques en general hubiera una franja horario ‘sin correa’, aunque es difícil porque muchas personas tienen pánico a los perros. Aún así, es recomendable que estén sueltos el mayor tiempo posible.

¿Cuál es el material idóneo para poner en el suelo? 

No hay ninguno perfecto. La arena blanda conlleva una mala pisada y futuras dolencias de rodilla y cadera. La gravilla absorbe la orina, sin embargo, se puede clavar en las almohadillas de sus patas. Poner césped tampoco es la solución más adecuada pues es el alérgeno más común entre los canes y no es muy recomendable. Lo mejor es una tierra firme y compacta, que no levante mucho polvo y tenga un buen sistema de drenaje para evitar encharcamientos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento