Denuncian en Indonesia la crueldad de una red que masacraba a perros y los vendía para el consumo de carne

Perro maltratado en Indonesia.
Perro maltratado en Indonesia.
DMFI
Unos perros destinados al matadero fueron filmados por Dog Meat Free Indonesia.
DMFI

Varios investigadores han destapado en Indonesia a una red que se dedicaba a atar a los perros, golpearlos, meterlos en sacos y amontonarlos en camiones antes de ser masacrados.

Los caninos son objeto de múltiples maltratos en este país asiático, donde su carne se comercializa y se vende para su consumo,  ya que tienen la creencia de que cuando un perro es golpeado hasta la muerte, cocinado y comido, provoca síntomas afrodisíacos en los hombres. 

Los investigadores  descubrieron que los perros eran sacrificados en condiciones antihigiénicas, arriesgándose a la propagación de la rabia y que eran matados delante de otros perros, lo que aumentaba innecesariamente su estrés y sufrimiento. Para denunciar estos hechos, se capturaron varios vídeos e imágenes en la ciudad de Solo, una de las capitales del comercio de carne de perro de Indonesia, donde se estima que se sacrifican unos 14.000 perros cada mes, según informa un periódico británico.

Ganjar Pranowo, gobernador de la provincia de Java Central, ha pedido el cierre de los 82 vendedores de carne de perro de la ciudad después de que se publicaran las pruebas grabadas por los activistas. 

Tras reunirse con activistas de 'Dog Meat Free Indonesia' (DMFI) -una organización que lucha en contra  el comercio y la matanza de perros-, a principios de este mes, el Gobernador Pranowo, declaró que iban a establecer "normas estrictas" para que se prohíba "comer o vender carne de perro".  Aunque todavía no se han tomado medidas, se espera que la intervención del gobernador local presione a las autoridades para que actúen. 

Un comercio que amenaza a la salud

El miembro de DMFI y 'Humane Society International', Kelly O'Meara, ha declarado a este medio británico que el comercio de carne de perro es "una de las formas más fáciles de propagar la rabia", una enfermedad que no se ha visto por Java Central (una provincia de Indonesia) desde hace casi 25 años.

Esta última investigación se ha llevado a cabo para alertar a los legisladores de la provincia el riesgo al que se está poniendo a la población permitiendo un comercio que está basado en el crimen y apoyado por una parte muy pequeña de la población. 

Este comercio cruel y peligroso, provoca enormes sufrimientos en miles de perros en toda Indonesia cada mes, algo que la DMFI está dispuesta a frenar con las ayudas que hagan falta para asegurar el objetivo de eliminar, ya no solo el comercio de la carne de perro, sino también la de gato. 

Indonesia es un país donde la rabia es endémica en las todas las provincias, a excepción de ocho. El Ministerio de Salud del gobierno se había comprometido a eliminar esta enfermedad, que provoca la muerte a muchas personas, para 2020. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento