Tumbada
Una mujer tumbada JAILSON SALSI
Las que hayáis logrado encontrar vuestro punto G mediante la masturbación, ha llegado el momento de probar con la penetración.

Cualquier postura que permita que el pene alcance la pared frontal de la vagina es válida pero hoy te voy a proponer unas cuantas para que las uses pero
no lo hagas con la ansiedad del que está buscando oro y no lo encuentra, sino que hazlo como un juego divertido sin finalidad.

Estilo perrito.

Todos los manuales amatorios dicen que es la ideal para tu punto G. haz que te penetre y que los haga muy superficial, no es el momento de una penetración profunda, lo mejor es que el permanezca casi quieto y tu te muevas. Recuerda que ese punto se encuentra a 5cm de la entrada.

Caballito de espaldas.
Es otra postura buena para tu punto G. Ponte como un caballito pero de espaldas a tu pareja, crearás con tu cuerpo un ángulo con el que el penen frotará en las zonas más sensibles. En general, cualquier postura en la que tú estés de espaldas favorecerá la fricción en ese punto.

Ahora le toco a él.
Acaríciale y métele en el ano un pañuelo de algodón un poco basto de forma que una de las esquinas del pañuelo quede al alcance de tu mano, luego haced penetración y cuando le notes a punto de orgasmo, tira suavemente del pañuelo. ¡Él te contará después!