La Guardia Civil y la Policía Nacional han detenido a nueve personas (entre ellos un menor), ocho españoles y un marroquí, como integrantes de una banda a la que se imputan 81 delitos (63 robos con fuerza y robos con violencia e intimidación), en su mayoría alunizajes perpetrados en la denominada Milla de Oro de Madrid y en concesionarios de lujo.
Las detenciones son consecuencia de otras realizadas en julio tras varios 'alunizajes'

Las detenciones se practicaron a partir del jueves junto a seis registros en diferentes domicilios de la capital, dentro de la denominada operación Felino, en la que colaboran el instituto armado y la Policía Nacional según ha informado un portavoz de la Guardia Civil.

Pocas horas antes se había perpetrado el último robo en la Milla de Oro de Madrid -calle Serrano y alrededores-, en concreto en la tienda de la marca Lotusse ubicada en la calle Serrano número 68, según han confirmado las mismas fuentes.

Esta tienda ya sufrió otro robo similar el pasado día 15, cuando tres asaltantes rompieron a mazazos el cristal del escaparate y se llevaron al menos 14 bolsos valorados en un total de unos 5.600 euros.

Pistolas, cuchillos, hachas...

Los tres primeros arrestados, de 19, 18 y 17 años, están acusados de 81 robos con fuerza y robos con violencia e intimidación como integrantes de una banda que ha actuado en diferentes comercios de esa exclusiva zona de tiendas y en varios concesionarios de automóviles de lujo.

Los detenidos tenían pistolas, cuchillos, hachas, gran cantidad de móviles, relojes de lujo, joyas...

Estas detenciones son consecuencia de las dos practicadas por la Guardia Civil el pasado 22 de julio, cuando fueron arrestados dos jóvenes de 18 años acusados de robar mediante el método del alunizaje en un concesionario de Nissan de Las Tablas y en uno de Jaguar en Bretón de los Herreros.

Ayer la Guardia Civil registró, en colaboración con la Policía Nacional, seis domicilios ubicados en las calles Fernán González (distrito Retiro), Tánger, Puerto Lumbreras (ambas en Puente de Vallecas), Mata del Agua, Moraleja de Coca (las dos en Villa de Vallecas) y Grandeza Española (distrito Latina).

En los mismos intervinieron, entre otros efectos, tres pistolas simuladas, munición detonadora para las mismas, cuchillos y hachas, gran cantidad de teléfonos móviles, ordenadores, PDAs, navegadores, relojes de lujo, joyas, ropa y complementos de marcas de lujo, perfumes, llaves de coches y 8.000 euros en efectivo.