CyL, segunda CCAA en el informe PISA a pesar del descenso de 4 puntos en matemáticas y 18 en ciencias

El informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA, en sus siglas en inglés) correspondiente a 2018 ha vuelto a situar a Castilla y León entre los mejores sistemas educativos al ser la única Comunidad Autónoma de España presente en los dos pódium de las pruebas de matemáticas y ciencias, con una puntuación de 502 y 501, respectivamente, por lo que se sitúa en segundo lugar en ambos ranking, por detrás de Navarra (503), en matemáticas, y de Galicia (510), en ciencias.
Calificación en matemáticas en la prueba PISA por comunidades autónomas
Calificación en matemáticas en la prueba PISA por comunidades autónomas
EPDATA

Así lo ha indicado la consejera de Educación, Rocío Lucas, acompañada por el director General de Innovación y Formación del Profesorado, Luis Domingo González, durante la presentación de los datos de la prueba en Castilla y León, donde se ha analizado una muestra de 1.876 alumnos pertenecientes a 59 centros educativos. En la Comunidad, la prueba tuvo lugar entre el 16 de abril y el 22 de mayo de 2018 a una muestra seleccionada al azar de 42 alumnos entre los que cumplían 16 años en 2018, independientemente del curso en el que estuvieran matriculados.

Según revela el informe, Castilla y León se mantiene en el segundo puesto del pódium español en matemáticas, 21 puntos por encima de la media del país; 13 sobre la OCDE y 8 sobre la Unión Europea (UE). Mientras, en ciencias, la Comunidad ha obtenido 18 puntos por encima de la media española; 11 sobre la UE, y 12 sobre el promedio de la OCDE.

No obstante, ha pesar de lo positivo de los datos, la Comunidad ha experimentado un descenso de 4 puntos en la prueba de matemáticas y de 18 en el ámbito de ciencias respecto al informe PISA de 2015, una bajada que Lucas achaca a una caída generalizada de los datos en todos los países y que, por tanto, no responde a un "elemento distintivo" de Castilla y León.

En la comparación por países, Castilla y León, con 502 puntos, ha obtenido el mismo rendimiento en matemáticas que Suecia o Reino Unido y se situaría cinco puntos por debajo de referentes como Finlandia y, en lo que respecta al desempeño en ciencias, se situaría un punto por debajo de EEUU, Alemania o Países Bajos y dos por encima de países como Suecia o Bélgica.

Además, Castilla y León es también la región con mayor porcentaje de alumnado (12%) en los niveles de excelencia y se sitúa, junto a Cantabria, Navarra y País Vasco entre las comunidades con menor porcentaje de alumnado en los niveles bajos, con un 18 por ciento. Si se comparan estos datos con los del ámbito internacional, Castilla y León tendría una proporción de alumnado en los niveles altos similar a la de países como Noruega, Dinamarca o Finlandia.

A juicio de Lucas, el balance es "positivo" para constatar que los alumnos de Castilla y León siguen "entre los mejores" y que la educación se mantiene como una "seña de identidad" de la Comunidad, que también ha obtenido un "lugar destacado en la élite internacional".

"Tenemos todo lo necesario: magníficos docentes, una sociedad implicada y alumnos con dedicación que cuentan con el apoyo de sus familias", ha incidido la consejera. Asimismo, ha agregado que "los grandes resultados requieren grandes ambiciones", algo que, según ha constatado Lucas, "no le faltará a la Consejería de Educación".

DIFERENCIAS POR GÉNERO, REPETICIÓN O TITULARIDAD

En matemáticas y ciencias, las alumnas de Castilla y León han obtenido un promedio de 497, 11 puntos por debajo de sus compañeros masculinos (508), mientras que en ciencias, su rendimiento, con un 497 de media, se sitúa 8 puntos por debajo del de los alumnos (505). No obstante, las alumnas de la Comunidad rinden "igual o mejor" que los alumnos del promedio de España, UE y OCDE, a pesar de que "tradicionalmente", los alumnos suelen obtener mejores resultados en estas materias, según ha apuntado González.

Según revela el informe, Castilla y León lidera las puntuaciones que atienden al rendimiento del alumnado no repetidor, y la cuarta -por detrás de Cantabria, La Rioja y Navarra- en lo que respecta al alumnado repetidor en materia de matemáticas. Datos similares a los de la prueba de ciencias, en la que la Comunidad obtiene la segunda posición -por detrás de Galicia- atendiendo al rendimiento del alumnado no repetidor y la tercera -después de Galiaia y Cantabria- en cuanto al alumnado repetidor.

Además, el porcentaje de alumnado repetidor ha disminuido proporcionalmente desde 2012, cuando se registró un 35,69 por ciento de estudiantes que repetían curso; una cifra que descendió hasta el 31,15 por ciento en 2015 y que en 2018 ha registrado un 29,47 por ciento.

Por otro lado, se desprende que las diferencias en matemáticas entre centros públicos y concertados en Castilla y León "no son estadísticamente significativas", ya que reflejan una divergencia de 11 puntos, mientras que la de España se sitúa en 28. Del mismo modo, González tampoco ha considerado "revelador" el desfase de 7 puntos en materia de ciencias, que en España suma 23.

ÍNDICE DE AISLAMIENTO

Junto a los buenos resultados, González también ha destacado las condiciones "ideales" en las que se dan, ya que Castilla y León tiene un índice de aislamiento del 0,10, equiparable al de los países escandinavos, al tiempo que se sitúa entre las comunidades con menor segregación, superada por Cantabria (0,08) y La Rioja (0,09) y al mismo nivel que Aragón (0,10).

Al mismo tiempo, Castilla y León, con un -0,3, tiene menor índice de acoso que los países de la OCDE y la UE y se sitúa, a su vez, como la segunda comunidad española con menor índice de acoso por detrás de Extremadura.

La región también lidera el rendimiento entre las comunidades compensando las diferencias por nivel socioeconómico y cultural en matemáticas y cuenta, igualmente, con un rendimiento destacado en ciencias por encima de lo esperado por su Índice Socieconómico y Cultural (ISEC).

Por último, en lo que respecta a la comparación entre el alumnado nativo e inmigrante, aquellos estudiantes inmigrantes de segunda generación cuentan con un rendimiento equiparable al del alumnado nativo en Castilla y León, con una diferencia de 8 puntos en el caso de las matemáticas, y de 1 en el caso de las ciencias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento