La "excepcional" cabeza de león descubierta en 2009 en Itálica habría sido "parte de una gárgola" del Traianeum

La escultura tallada como cabeza de león descubierta en 2009 en el marco de unas excavaciones arqueológicas acometidas en el Traianeum o templo de Trajano del conjunto arqueológico de Itálica, enclavado en Santiponce (Sevillla) y que aspira a la declaración de Patrimonio Mundial, habría sido "parte de una gárgola o del surtidor de una fuente" de dicho edificio, según sostiene el profesor del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad Hispalense Sebastián Vargas en un artículo titulado 'La techumbre marmórea del Traianeum de Italica'.
Cabeza de león descubierta en 2009 en Itálica
Cabeza de león descubierta en 2009 en Itálica
ARCHIVO

En dicho artículo, recogido por Europa Press, Sebastián Vargas señala los "significativos avances" cosechados en la investigación de las ruinas de lo que fuera el "majestuoso" edificio de Itálica dedicado al culto al emperador Trajano, -nacido por cierto en dicha ciudad-, del que "los escasos restos estructurales conservados son más que suficientes para comprender su magnificencia y monumentalidad".

A tal efecto, este profesor de Prehistoria y Arqueología de la Universidad Hispalense expone que "los materiales pertenecientes a la techumbre del Traianeum son escasos pero esclarecedores", destacando entre ellos "un lote de ímbrices de mármol blanco de una calidad excelente" en cuanto a su material y su "ejecución y acabado".

Y aunque "los ímbrices constituyen el volumen de piezas más nutrido de los pertenecientes al techo del conjunto de culto imperial, documentándose algunos ejemplares completos y otros fragmentados", Sebastián Vargas menciona también los casos de "un pequeño fragmento de tégula, otro de una más que probable acrótera y lo que podría ser una gárgola", como "piezas que a priori se podrían relacionar con la techumbre del Traianeum".

EL HALLAZGO DE 2009

A tal efecto, este autor dedica una mención especial a "la pieza excepcional que representa la cabeza de un león", localizada en 2009 en el Traianeum por el arqueólogo Álvaro Jiménez, estrechamente vinculado a la investigación de Itálica. La pieza, según rememora Sebastián Vargas, fue descubierta "en la esquina noreste" de las ruinas del Traianeum, "junto a la escalinata secundaria que da acceso al recinto por ese sector, formando parte de un cúmulo de piezas localizadas completamente fuera de contexto arqueológico".

"La pieza, de gran interés, muestra un orificio tallado en la boca (del figurado león) que evidencia un uso concreto como surtidor o como dispositivo para evacuar agua, pudiendo constituir parte de una gárgola o del surtidor de una fuente", razona Sebastián Vargas respecto a esta escultura, agregando que por "la elaboración esquematizada de algunas partes" de la misma, como el "hocico, las orejas y sobre todo los colmillos y dientes, pese a la gran expresividad que manifiesta" la pieza, se deduce que podría haber estado instalada "lejos del ojo del espectador, quizá en la cima del edificio".

En cualquier caso, Sebastián Vargas constata que para tallar esta escultura fue utilizado "un mármol de gran calidad y de grano fino", probablemente "mármol pentélico", si bien para dilucidar plenamente tal extremo a la fecha de la redacción de este trabajo estaba pendiente la realización de una prueba analítica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento