En mis vacaciones me fui una semana a Suiza, a visitar a un amigo que vive allí. Pasamos una semana maravillosa. No hubo ningún ligue. La verdad es que esperaba que hubiera alguno, pero no tuve suerte. Hasta que...

Al llegar al aeropuerto para volver a España, la señorita del mostrador me dijo que el vuelo tenía overbooking. Que si quería esperar a volar al día siguiente, me compensarían con los gastos de hotel, cena, desayuno y 200 euros por las molestias. Lo acepté, y al ir a dar mis datos a otro mostrador, me encontré con Julia, una chica con una sonrisa muy especial, y que al igual que yo, había aceptado la oferta.

Llegamos a la discoteca, bailamos mucho y nos besamos apasionadamente

Ella hablaba alemán, así que le pedí que fuera mi traductora. Ella sonrió de nuevo, de una manera tan especial que me sentí completamente afortunado. Me ayudó a documentar el vuelo, nos fuimos juntos al hotel, y quedamos para cenar (aprovechando que nos invitaba la compañía aérea). La cena fue genial y, sin darnos cuenta, se convirtió en una cena romántica. Después, preguntamos en la recepción del hotel por una discoteca, y fuimos a la ciudad para bailar y tomar unas copas.

Los dos nos reímos mucho, bromeamos y nos dimos cuenta que empezaba a haber química entre nosotros. Recorrimos varios bares. Llegamos a la discoteca, bailamos mucho, bailamos muy pegados y comenzamos a besarnos apasionadamente. Fue un momento mágico ya que ambos lo queríamos, pero ninguno se atrevía a dar el paso. La noche siguió, y llegó la hora de volver al hotel.

No podíamos dejar de besarnos, en el taxi, en la recepción del hotel, en los pasillos. Hasta que por fin paramos. Nos miramos fijamente, me dio un beso fugaz y me dijo: "hasta mañana". Yo creí que pasaría algo más, pero me sorprendió y me gustó coómo terminó ella ese momento.

Al día siguiente volvimos juntos a Madrid. Y sí, nos vimos más veces. Hubo todavía más cariño y más pasión. Y aunque he dejado de verla, la recuerdo con mucho cariño y ojalá no hubiera perdido nunca el contacto con ella.

OTROS ROLLETES DEL VERANO: "Ella se arrodilló delante de mí" | "Era tan pocholo" | "Me invitó a muchos donuts" | "Cada uno a su cama" | "Y me tumbó en la arena" | "El primer amor nunca se olvida" | "La única vez que he hecho el amor de verdad" | "¿Eres española?" | "Mi almohada es su pecho" | "Dos lobas quieren ligarte" | "Empapados" | "Revolcándonos salvajemente" | "Instruido en el arte del roce" | "Hasta Dios lo tiene a su lado" | "¿Te he dicho que estás preciosa?" | "Es difícil hacer llorar a un roble" | "Nos lo dimos todo" | "Me enamoré de mi profesora" | "Me hizo sentir muy sexy" | "Pasión de 15 años" | "Me dejaba como nueva" | "Era voluptuosa" | "El primer beso es inolvidable, pero..." | "Cinco años sin saber de ella" | "Escribí su nombre en Internet" | "Bailé moviendo mi trasero con el suyo" | "Allí estaba haciendo autostop" | "Ya encontraremos el camino" | "Supe que era especial cuando la vi" | "Me pareció un chulito" | "Te echaría siete u ocho polvos" | "Subí a la habitación y me depilé" | "Gracias a él me convertí en un cisne" | "Aquella mujer tan increíble me miró" | "Me acompañó a casa y me besó en el portal" | "Era un galán, me acompañó y me dio su móvil" | "La cosa se iba calentando, pero no quería romper la magia" | "Decidí dejarle una rosa con una nota..." | "Giré el cartel y me sonrío" |