Un informe de la Academia de Extremadura de las Letras y Artes avala la romanidad del Acueducto Los Milagros de Mérida

El acueducto de Los Milagros de Mérida (Badajoz) tiene origen romano y no visigodo, según un informe emitido por la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes (RAEX), y en contra de lo difundido en diferentes medios de comunicación en base a unas pruebas realizadas por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid que cifraban su antigüedad en el inicio de la Edad Media.
Acueducto de los Milagros de Mérida (Badajoz)
Acueducto de los Milagros de Mérida (Badajoz)
EUROPA PRESS

El informe de la RAEX lleva la firma del académico y exdirector del Museo romano de Mérida, José María Álvarez Martínez, uno de los arqueólogos de "mayor prestigio" en los estudios sobre la presencia de Roma en la Península.

De este modo, el informe en cuestión concluye que la cronología del acueducto Los Milagros de Mérida se podría establecer "entre los finales del período neroniano y Trajano, más bien en este último período".

No obstante, el estudio aconseja proseguir las investigaciones académicas de la "máxima solvencia" para datar de forma "concluyente" la época de su construcción y de las transformaciones que ha sufrido a lo largo de los siglos, señala en nota de prensa la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes.

EVIDENCIAS

Asimismo, la Academia de Extremadura de las Artes y las Letras recuerda que "numerosos informes de la máxima solvencia académica prueban la evidente romanidad del acueducto" emeritense de Los Milagros.

Entre las "evidencias" que lo avalan, el informe del doctor Álvarez Martínez señala los datos aportados con ocasión del vaciado y limpieza del embalse de Proserpina realizados por la Confederación Hidrográfica del Guadiana y que "han servido para variar el cocimiento científico del complejo hidráulico que abastecía de agua a la Mérida romana".

Entre estas pruebas figura el descubrimiento de un tapón de madera, de casi un metro de longitud, que pudo haberse empleado para desatascar uno de los conductos de salida y que sometido a la prueba del carbono 14 ha revelado una cronología "en torno a la mitad del siglo I d.C", señala la RAEX.

Asimismo, en la información en la que se ha puesto en duda el origen romano del acueducto "no se han tenido en cuenta la presencia de ciertos caracteres de la fábrica del acueducto aportados en su día por Fernández Casado y las observaciones de Jiménez Martín relacionando la antigüedad con la época "trajanea"".

Igualmente, "como prueba evidente de la romanidad del acueducto, no se debe pasar por alto la existencia de unos falos esculpidos en los sillares de los pilares que sustentan las arquerías, práctica frecuente en las obras públicas de la época como símbolo de fortaleza, tal como aparece en otros monumentos de origen romano indiscutible como es el caso del primer arco del Puente sobre el Guadiana y en otros muchos edificios en el mundo romano", apunta la RAEX.

Por último, se refiere la opinión técnica ofrecida por Ayerbe Vélez a propósito de sus excavaciones en un "buen tramo" del conducto a su llegada a la ciudad. En sus trabajos de análisis reparó en un dato "relevante" como fue el del hallazgo de tres fragmentos de terra sigillata hispánica embutidos en las paredes fechables, "según su correcta apreciación, mediado el siglo I d.C".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento