Coincidiendo con la Expo 2008 que se celebra en la provincia aragonesa y con el fin de los Juegos Olímpicos de Pekín, Zaragoza ha organizado una competición para los más pequeños de la casa.
El corredor más rápido será recompensado con 'chuches'

Después de una larga preparación gracias al entrenamiento diario y al esfuerzo por conseguir llegar lo más veloz posibles, los participantes han mostrado su destreza con su 'taca-taca'.

Para motivar a los prematuros 'olímpicos', el trofeo para los más hábiles era una bolsa repleta de golosinas.

Esta peculiar carrera sin embargo estaba destinada a corredores de entre diez y quince meses, que recibían con gran expectación el ánimo de sus padres desde el otro lado de la pista.

El bebé más veloz no sólo se lleva a casa una bolsa de caramelos sino el reconocimiento de grandes y pequeños en esta modalidad de 'taca-taca'.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA