Los chinos sufren síndrome post-olímpico

  • Están dándose casos de "leve depresión post-juegos".
  • Les cuesta readaptarse a su rutina diaria.
  • Entre los más afectados se incluyen los estudiantes y los oficinistas.
Imagen de la clausura de los Juegos Olímpicos de Pekín.
Imagen de la clausura de los Juegos Olímpicos de Pekín.
Los telespectadores chinos están llevando mal el fin de los Juegos Olímpicos, que había invadido toda la programación durante dos semanas, y están dándose casos de
"leve depresión post-juegos"

Así, muchos chinos están sufriendo problemas a la hora de readaptarse a la rutina diaria y no se acaban de creer que los tan esperados Juegos Olímpicos, por los que estuvieron esperando durante años, se hayan terminado, según informa la agencia oficial Xinhua.

Entre los más afectados se incluyen los

estudiantes y los oficinistas, que durante las últimas semanas prefirieron reducir las horas de sueño para no perderse ninguna competición, que llegaron a celebrarse de madrugada. 

Xinhua entrevista a un psicólogo de Shanghai, Lin Ye, que afirma que este tipo de síndromes postraumáticos son habituales entre los seguidores de competiciones deportivas como el Mundial de fútbol, que también atrae a una gran audiencia en el país asiático.

1.300 millones de potenciales espectadores

De acuerdo con otro especialista, Yang Xiaowei, de la Universidad East China Normal, la mejor opción para superar el síndrome es alejarse del televisor e intentar realizar más actividades al aire libre.

La última jornada de los JJOO logró que prácticamente la totalidad de la población china, 1.300 millones de potenciales espectadores, se situaran frente al televisor, haciendo posible que éstos se hayan convertido los "Juegos más vistos de la historia olímpica", según las palabras del presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento