Una plaga de ratas amenaza de nuevo
una zona chabolista de la Cañada Real

  • Los roedores campan a sus anchas por el poblado 'El Gallinero', donde viven unas 140 familias gitano-rumanas.
  • El pasado mes de julio, un millar de residentes desratizaron la zona, pero las ratas han vuelto.
  • Un párroco ha pedido al Ayuntamiento que ponga contenedores de basura y pasen camiones a recogerla.
Las ratas campan a sus anchas por la zona. (ARCHIVO)
Las ratas campan a sus anchas por la zona. (ARCHIVO)
ARCHIVO
El párroco de la iglesia de Santo Domingo de la Calzada, en la Cañada Real Galiana, Agustín Rodríguez, ha alertado de que una plaga de ratas amenaza de nuevo el poblado chabolista conocido como 'El Gallinero', en el que viven 140 familias gitano-rumanas, situada en una zona cercana a la vía pecuaria.

El pasado mes de julio, una plaga de roedores movilizó a los casi un millar de residentes en el barrio, que, con la ayuda del Area de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, desratizaron la zona y retiraron las toneladas de basura acumulada al borde la carretera de Valencia. La plaga se controló aunque no se llegó a exterminar, ya que hubo zonas que no pudieron limpiarse porque las palas no pudieron entrar, debido a las dificultades de acceso.

"La basura atrae a las ratas, que van siendo cada vez más y dejan de tener miedo a la gente. Se te acercan casi a los pies, lo que yo nunca había visto. Las familias tenían que hacer guardia por las noches para que los roedores no mordieran a los niños", señaló el sacerdote.

Han vuelto a aparecer

Después de la primera desratización, el calor y la falta de contenedores de basura han ayudado a que las ratas vuelvan a aparecer en un poblado compuesto todo por chabolas. Rodríguez ha señalado que en julio pidió al Ayuntamiento que posibilite contenedores y que los camiones de basura los recojan "como en cualquier otro sitio de Madrid". A su vez, los voluntarios de la parroquia han iniciado una tarea de concienciación para que los vecinos depositen los desechos en zonas alejadas de la población.

El párroco espera que después del verano los camiones del Ayuntamiento comiencen a parar. Además, se da la circunstancia de que por allí pasan rozando el asentamiento decenas de camiones de basura y escombros todos los días camino de la incineradora de Valdemíngomez.

Respecto a la situación sanitaria de la población del Gallinero, Rodríguez ha indicado que la insalubridad de la zona provoca continuos problemas estomacales a los más pequeños y enfermedades comunes a los mayores. Así, el cura ha señalado que también ofrece ayuda a los habitantes del poblado para que obtengan la tarjeta sanitaria y a trasladarles a algún hospital en caso de urgencia, ya que para consultas normales pueden acudir a una unidad del Servicio de Salud de Madrid cercana a las infraviviendas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento