España ya tiene 4 paisajes agrícolas patrimonio mundial que hay que visitar

La Albufera
La Albufera de Valencia es parte de l'Horta, que ya es paisaje agrícola patrimonio mundial.
JARDÍ BOTÀNIC UV

España ya tiene cuatro paisajes agrícolas patrimonio mundial que hay que visitar. Son los SIPAM (Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial), paisajes estéticamente impresionantes que combinan la biodiversidad agrícola con ecosistemas resilientes y un valioso patrimonio cultural.

Están situados en lugares específicos del mundo, donde aportan de forma sostenible múltiples bienes y servicios, alimentos y unos medios de subsistencia seguros para millones de pequeños agricultores. En esta lista de la FAO (la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) ya estaban el Valle Salado de Añana, los olivares de Sénia y la producción de pasas en la Axarquía. El último espacio español selecionado ha sido l'Horta de València.

Valle salado de Añana (Álava)

Se trata de una salina de interior, que aprovecha cuatro manantiales de agua salada que brotan de los alrededores, confluyendo en este valle. En él se encuentran numerosas eras que se llenaban con estas aguas, dejándose secar al sol para obtener sal.

Sus aguas salen del valle formando el río Muera. La explotación está documentada desde el siglo IX. En la época de máximo esplendor en el Valle salado de Añana había en el valle más de cinco mil plataformas de evaporación que, en total, ocupaban una superficie de 95.233 metros cuadrados. Ya no se usa con fines productivos, pero se está recuperando como elemento turístico.

Salinas de Añana (Álava)
Salinas de Añana (Álava)
EUROPA PRESS - Archivo

La peculiaridad de la flora de las salinas se basa en la existencia de una serie de especies ligadas a ambientes salinos, básicamente invertebrados. Entre ellos destaca un tipo de crustáceo que habita en los pozos de salmuera y que es denominado Artemia parthenogenetica.

Los olivares del Sénia (Castellón, Tarragona y Teruel)

Casi una treintena de municipios de tres comunidades autónomas forman la mancomunidad de La Taula del Sénia: 15 pueblos de la Comunidad Valenciana, 9 de Cataluña y 3 de Aragón. Se sitúan a ambos lados del río Sénia y alrededor del Tosal del Rey. Todos ellos defienden un importante patrimonio arbóreo único en el mundo: la mayor concentración mundial de olivos milenarios.

El de Mas Barberans, uno de los más de 4.100 olivos del Sénia.
Uno de los olivos milenarios del Sénia.
Associació Territori del Sénia

Hoy en día hay 5.027 ejemplares inventariados que superan los 3,50 m de perímetro de tronco a 1,30 m del suelo, siendo prácticamente todos ellos de la variedad 'Farga'. Su presencia ha dado carácter al paisaje, formado por un mosaico de árboles y de piedra seca y que se conoce como “el mar de olivos”.

Estos sistemas están amenazados por el cambio climático y la presión creciente sobre los recursos naturales

Para el visitante, hay dos "museos al aire libre": uno en Ulldecona (Tarragona) y otro en La Jana (Castellón). Existe también diversas 'áreas de olivos milenarios' en otros municipios, debidamente señalizadas. Además hay algunos caminos, para recorrer en bici o a pie y museos o centros de interpretación, molinos de aceite en funcionamiento, visitas guiadas, venta y degustación de aceite de olivos milenarios y gran variedad de ofertas culinarias.

Sistema de secado de uva pasa moscatel de la Axarquía y Manilva

El sistema de producción de la uva pasa de Málaga forma parte de la lista de paisajes agrícolas patrimonio mundial desde 2017. La D.O. Pasas de Málaga ampara las uvas pasas obtenidas mediante el secado al sol de frutos maduros de la variedad Moscatel de Málaga o Moscatel de Alejandría, cosechada y secada en la comarca de la Axarquía o en la subzona de Manilva.

Vendimia axarquía bodegas jorge ordoñez viñedos mula agricultor pasas mula mano
Vendimia de la uva pasa en la Axarquía malagueña.
EUROPA PRESS/BODEGAS JORGE ORDOÑEZ

Este espacio supone la conjunción de un cultivo agrícola sostenible en un entorno ambiental rico en biodiversidad, manejado a través de técnicas tradicionales, cuyo resultado supone la fuente principal de recursos económicos de esta comunidad rural.

L'Horta de València

Espacio agrícola y pesquero con 1.200 años de antigüedad, la Huerta de Valencia es el último espacio español incluido en el registro de Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial. L'Horta está formada por unas 6.000 pequeñas explotaciones agrícolas y miles de pequeñas parcelas. Alrededor del 80% del área se utiliza para cultivar frutas y unos 50 tipos de hortalizas.

Cerca de 4.000 hectáreas están dedicadas al cultivo de hortalizas. Naranjas, mandarinas y chufas son importantes en la parte norte de la Horta, mientras que en la zona sur -que se extiende hasta el Parque Natural de la Albufera-, se cultivan 2.000 hectáreas de variedades de arroz locales, algunas de ellas centenarias. Con 2.800 hectáreas, el parque de la Albufera alberga el lago más grande de España y una de las zonas húmedas más importantes de la Península Ibérica.

Los campos que rodean Valencia contarán con protección de las administraciones.
Los campos que rodean Valencia ya son patrimonio agrícola mundial.
20MINUTOS.ES

L'Horta de València, con sus dunas, playas, bosques, lagos y arrozales, alberga aves, peces y más de 800 especies de plantas, muchas de ellas clasificadas como raras, endémicas o en peligro de extinción, tanto en Europa como en España.

Medio centenar de sitios SIPAM en 20 países

Hay 50 sitios SIPAM en 20 países. Seis de estos espacios, ubicados en China, Filipinas, Tanzania, Emiratos Árabes Unidos, Irán y Corea, también son sitios del Patrimonio Mundial de la Unesco. Desafortunadamente, estos sistemas agrícolas se encuentran amenazados por muchos factores, incluyendo el cambio climático y la presión creciente sobre los recursos naturales. Además, tienen que enfrentarse a la migración causada por una baja viabilidad económica. 

Como consecuencia, se abandonan las prácticas agrícolas tradicionales y se da una pérdida drástica de variedades y especies endémicas y locales. Estos sistemas agrícolas ancestrales constituyen la base de las innovaciones y tecnologías agrícolas actuales y futuras. Su diversidad cultural, ecológica y agrícola es aún palpable en muchas partes del mundo en las que se conservan como sistemas singulares de agricultura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento