Greenpeace despliega una pancarta gigante en el centro de Madrid contra el consumismo del 'Black Friday'

Pancarta desplegada por Greenpeace en contra del Black Friday.
Pancarta desplegada por Greenpeace en contra del Black Friday.
Greenpeace.

Unos 30 activistas de Greenpeace se han encaramado este viernes a la fachada de un edificio comercial de la Gran Vía madrileña, donde han desplegado una pancarta de 180 metros cuadrados para denunciar la "fiesta del consumismo" en el Black Friday o Viernes Negro y su relación con la crisis climática.

Según ha retransmitido la organización en redes, a primera hora de la mañana un grupo de siete activistas ha escalado un andamio de la calle madrileña para colgar la pancarta con el mensaje "Consumismo= crisis climática".

En su cuenta de Twitter han ido denunciando "el hiperconsumo que ahoga el planeta" y lamentado el hecho de que hubiera gente haciendo cola para entrar a las tiendas y aprovecharse de las ofertas. Varios activistas también se han colado en las franquicias para mostrar otras pancartas con el mensaje "Día negro para el planeta" en los escaparates, en contra de un "modelo de producción totalmente depredador" que genera 654 kilogramos de CO2 por habitante, ante lo que demandan un consumo sostenible y que se adopten medidas alternativas como "la reducción, la reparación y el intercambio".

El pico del iceberg

Celia Ojeda, responsable de la campaña de Consumo de la organización ecologista, ha explicado que "esta moda que hemos importado de Estados Unidos -que se caracteriza por importantes descuentos en todo tipo de productos- es el pico del iceberg del consumo, del que participamos masiva y compulsivamente". 

"Cada español se va a gastar hoy una media de 300 euros en siete u ocho productos -fundamentalmente moda- que no usará nunca, simplemente por el mero fervor consumista", ha denunciado la portavoz de Greenpeace. La organización mantendrá esta acción de protesta pacífica "el tiempo que sea necesario" y llevará a cabo otras iniciativas en esta zona comercial de Madrid, para hacer "un claro llamamiento a los gobiernos que van a estar en la Cumbre del Clima (COP25) a partir del 2 de diciembre sobre lo mucho que hay que trabajar contra la crisis climática". 

Celia Ojeda ha recordado que, según los últimos datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente, en el año 2017 la industria textil generó más de 600 kilogramos de dióxido de carbono (CO2) por habitante, lo que la convierte en la segunda más contaminante a nivel internacional. "Es urgente que en días como hoy y en todos los demás días del año las personas empiecen a consumir menos y los gobiernos a obligar a las empresas y a las marcas a producir menos y no ser cómplices de estos picos de consumo, que a este ritmo harán necesarios tres planetas como este en 2050", ha sentenciado. 

"A partir de la próxima semana tendremos en Madrid a los líderes de todos los países del mundo hablando de soluciones para la emergencia climática a la que ya nos enfrentamos -ha subrayado la portavoz- y por ello les instamos a evitar que días como este se sigan celebrando a nivel internacional".

Black Friday, una jornada de consumo masivo

El Black Friday provocará en España un aumento de las compras de hasta un 400 por ciento más que en un viernes cualquiera, pero si cada español comprara menos y dejara de gastar unos 200 euros de media, "tendría el mismo efecto positivo que 4.000 árboles absorbiendo dióxido de carbono (CO2) durante un día completo", según diversos expertos consultados por Efe.  

Además, se registrará "hasta un 400 % más de compras que el pasado viernes" y se enviarán 3,5 millones de paquetes porque el "74 % de los españoles afirma que comprará algún producto". La compra excesiva, y a veces innecesaria, conlleva el consumo masivo de recursos naturales, el uso de plásticos y envoltorios exagerados, costes en los procesos de producción y en el transporte para que cada producto llegue al comercio y al cliente en tiempo y hora. 

Los beneficios que esto reporta para consumidores y empresas tienen, sin embargo, un "alto coste medioambiental", coinciden varios expertos. Cada año "hay más comercios que se adhieren a esta jornada y que ofrecen descuentos, también hay más diversificación de productos y se amplia la duración, ya no es solo un día, llega a ser toda la semana o incluso todo el mes" explica Neus Soler, profesora de Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Cataluña (UOC). 

Los expertos de Acierto.com recomiendan a los consumidores "cuestionarse el por qué de la compra que van a hacer y si realmente necesitan ese producto, como medida para un consumo responsable y sostenible". "La responsabilidad también debería recaer en las empresas, ya que como sociedad no tenemos suficiente consciencia ambiental para luchar contra este tipo de jornadas que son medioambientalmente insostenibles para el planeta", lamenta Soler. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento