No estaba muerta, estaba navegando

  • Una joven estadounidense encuentra en internet a su madre desaparecida hace siete años y a la que su había dado ya por muerta.
  • La mujer dejó en EE UU a sus seis hijos y a su segundo marido al partir sin decírselo a nadie para Reino Unido, donde inició una nueva vida.
  • Antes de su desaparición su matrimonio se había venido abajo, y pasaba todo el día ante el ordenador chateando con extraños.
Sandee McCann, hace siete años y en la actualidad
Sandee McCann, hace siete años y en la actualidad
THE SUN

Sandra Gebert tenía 42 años, seis hijos, y estaba casada en segundas nupcias cuando desapareció de su casa de Florida hace ahora siete años. Su vida matrimonial estaba completamente hundida, según ha relatado al diario The Sun una de sus hijas, Alex, y pasaba buena parte del día ante la pantalla del ordenador chateando. Un día dijo que se iba a tomar unas vacaciones y desapareció. Hasta que Google la encontró.

Primero sentí nauseas y luego alegría por saber que estaba viva"
Según pasaron los años Alex, como el resto de su familia, llegó a estar convencida de que su madre estaba muerta. Pero pese a ello de vez en cuando rastreaba la red en busca de alguna señal. En julio de este año,
recordó el nombre de una de las historias que Sandra había escrito, y con ello dio en la diana.

Como resultado de su búsqueda, Google ofreció la página personal de una escritora llamada Sandee McCann. "Primero sentí nauseas y luego alegría por saber que estaba viva", explica. "Entonces leí su biografía, la parte en la que dice que haber tenido el valor de empezar una nueva vida es una de las cosas que está más orgullosa" afirma Alex en el diario británico. "Decía que deseaba tener un hijo de su nuevo marido, pero no me mencionaba a mi ni a mis hermanos y hermanas. Ahí fue donde me enfadé".

Bajo su nueva identidad, la madre desaparecida había reconstruido su vida en Reino Unido, donde se había vuelto a casar y se dedicó todos estos años a escribir libros. Preguntada por su anterior identidad, Sandra se niega a responder. "No estoy interesada en hablar sobre mi familia".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento