"Mi hijo es gay y no lo asimilo", "Solo cuido abuelos en España", "Exploto y grito al bebé"... consultorio de Psicología

  • Todas las semanas la experta responde a vuestras preguntas
Una bandera arcoíris, representativa del movimiento homosexual.
Una bandera arcoíris, representativa del movimiento homosexual.
EFE

Afrontar las situaciones difíciles por las que atravesamos requiere muy a menudo de ayuda. 20minutos pone en marcha cada semana un consultorio psicológico con el fin de ayudar a resolver las dudas que plantean los lectores. Aquí tienes las respuestas de esta semana que ha dado al consultorio nuestra experta, Mª Jesús Álava Reyes.

Tengo 55 años. Soy extranjera, de Venezuela. Llevo 2 años en España. En mi país soy una profesional reconocida. Aquí no he pasado de cuidar abuelos y limpiar. Mi país atraviesa una dura realidad. El problema es que no termino de convencerme de que nunca más podré ejercer mi profesión. Me asaltan dudas sobre regresar y no sé si sera la mejor decisión pues ayudo económicamente a mi familia. Siento que no agradezco la oportunidad que la vida me dio de vivir y trabajar aquí. Sufro ansiedad y tristeza. Ayuda por favor.

En estas situaciones, la solución no es tomar una medida drástica (volver a su país), seguramente se arrepentiría al poco tiempo. Lo que hay que trabajar es su capacidad de asimilación y aceptación de la realidad que vive. Es lógico que le cueste acostumbrarse a su nueva situación, pero el objetivo es recuperar su ilusión y su bienestar emocional; a partir de ahí, seguro que se siente mejor. Es posible que le ayude leer ‘Recuperar la ilusión’; ahí detallo cómo lograrlo de una forma rápida y eficaz.

Estoy muy muy mal. Tengo 64 años y el año pasado tuve que cerrar mi negocio, que me ha llevado a la ruina. He tenido que jubilarme con 63 años y con deudas que se llevan mi pensión. He tenido una relación con un hombre 2 años y medio...

A veces, cuando sentimos agotamiento y no vislumbramos la salida es muy habitual caer en un estado de ánimo muy bajo, del que parece imposible salir. Sin embargo, usted es una persona emprendedora, con coraje y capacidad de lucha; y eso que lleva dentro, sigue estando ahí. Lo importante es conseguir que se perdone y perdone todo lo que le ha llevado a la situación actual para reencontrarse consigo mismo y conseguir la paz que necesita. Puede consultar ‘Las 3 claves de la felicidad’, donde se detalla cómo volver volver a coger el timón de nuestra vida.

Llevo desde hace dos años enfrentando una crisis de matrimonio que nos llevó a la separación hace 6 meses. Tuve que hacerme fuerte para mantener la casa y los niños, trabajo 56 horas, me enfrento a malos compañeros, la adolescencia de mi hijo y cuidar mi niña de 2 años. Hay días que no paro de llorar por todo, siento que mi cuerpo no tira como antes, siento impotencia hasta para cuidar de la niña. No sé cómo hacer para lograr la paz en mi interior, no duermo bien, no veo la tele, nada está bien porque parece que si me relajo no podré pagar el alquiler. Estoy siempre de guardia.

Está en “situación de alerta” permanente y eso es agotador, le impide dormir, descansar, estar relajada… Es una situación que le hace vivir en un estado de ansiedad y miedo permanente. Aquí hay que trabajar internamente con usted, desde la psicología, para ayudarla a encontrarse consigo misma, a ser dueña de sus emociones, a recuperar su ánimo y su esperanza. Necesita urgentemente terapia psicológica.

Hola tengo 21 años y estoy viviendo una situación que me afecta. Vivo con mi pareja en su casa. Al fondo vive su madre, en otra casa. Nos hace la vida imposible, me agrede verbalmente y hasta me ha amenazado, me siento muy mal he tenido ansiedad , estrés y me siento deprimida, dejé mis estudios y las cosas que me gustaban. Mi pareja se pasa el tiempo con contemplaciones y restándole gravedad al tema, lo que nos ha llevado a pelear mucho. No sé como lidiar con esta situación.

Es una situación difícil, para ti y para tu pareja. La realidad es que has hecho lo contrario de lo que te conviene. Es importante que retomes tus estudios y las cosas que te gustaba hacer. De lo contrario, en medio de estas circunstancias, seguirás hundida y cada vez con peor ánimo. Tienes que conseguir volver a ser tú, una persona autónoma, con intereses propios y con una vida personal. No te engañes, la solución no es que tu novio se enfrente a su madre, es que tú recuperes tu bienestar emocional.

Tengo un bebé de un año, mi pareja siempre me había dicho que me ayudaría en todo, estaría con ella para dejarme tiempo libre y cosas que veo que no cumple. Cuando la niña tenía 7 meses encontré trabajo y ahora siento que no doy para más, siento ansiedad porque no tengo tiempo para nada, no tengo ni un ratito para mí y siento que me ahogo. Cómo puedo controlar eso, porque al final estoy tanto tiempo sola con la niña, con presión por parte de mi pareja, pidiendo que haga cosas o criticando cosas que hago o no hago bien (según él) y termino gritando a mi bebé, que no tiene la culpa y llorando porque he explotado con ella.

Estás en una situación muy difícil: agotada, insatisfecha, desesperanzada… Por lo que indicas, parece que no hay un buen equilibrio en el cuidado de la niña (tú no debes ser la única que se ocupe de ella, o sobre la que recaiga básicamente la responsabilidad de su crianza). Sois dos padres y la niña es de los dos. Que tú trabajes es algo positivo, la solución no es dejar de trabajar; la opción es replantearse cómo es vuestra vida, vuestras circunstancias y cómo la vais a afrontar conjuntamente, como una pareja que se ayuda, no como dos personas que se llenan de reproches. Está claro que estás en una situación límite y por eso estallas con tu hija. En ‘Amar sin sufrir’ tienes ejemplos de otras parejas que superaron situaciones parecidas.

Soy una mujer de 43 años divorciada con una hija a cargo. Poseo estudios superiores de informática de gestión y un Máster en secretariado de dirección europeo. He trabajado durante varios años en oficinas y despachos, nunca me ha faltado el empleo. Pero desde hace unos años no me sale nada. Pese a que lo he intentado. Para llenar estos años he publicado tres libros y tengo un blog con mas de 300 artículos. También soy colaboradora de radio, asidua tanto de emisoras publicas como privadas. El problema es que no cobro nada por el blog ni la radio, y los libros no dan para vivir. Como resultado de no tener ingresos me han embargado el piso y estoy esperando el desahucio, que será en breve. Para evitar el mal trago estamos de alquiler, y me tiene que ayudar mi madre pensionista, que es muy mayor. La situación es insostenible, y pienso en marcharme al extranjero, pero cuando tienes hijos que están arraigados no puedes irte. Y no sé qué hacer. Me encuentro en un callejón sin salida. Colaboro, me preparo los temas a conciencia, todo el mundo me aprecia, incluso me admiran y me expresan que tengo mucho talento, que no vale para nada. Tan solo para que otros cobren y brillen con mi trabajo. ¿Soy una victima de la sociedad?, ¿del talento?, ¿dónde puedo buscar ayuda? No conozco a otras personas en mi situación y ya he realizado millones de talleres para la búsqueda de empleo. ¿Hay salida?

A veces la salida es hacer cosas muy diferentes a las realizadas hasta la fecha. Es lógico que te sientas en un callejón sin salida. Pero piensa si todo lo que has intentado está en tu ámbito de especialización; por ahí, seguramente, poco más puedes intentar. A veces la solución es un giro de 180º. Precisas ingresos económicos, pues quitémonos ideas preconcebidas y pensemos en trabajos a los que puedas acceder, aunque signifiquen menor cualificación; pero trabajos que reporten ingresos económicos. Seguro que escribes muy bien pero, como bien dices, es difícil vivir de los libros. Si hacemos una lista con 50 trabajos, es posible que 3 sean de tu especialidad y 47 no; pero de esos 47, seguramente 20 puedes hacerlos perfectamente.

Soy madre de 5 niños y el tercero tiene 17 años. Me dice que es gay y no puedo asimilarlo, me siento mal, me pregunto en qué me equivoqué, yo ya no sé qué pensar. Llevo en España 17 años trabajando, soy boliviana nacionalizada española. No puedo dormir, no paro de llorar. Como lo hago él se da cuenta y se siente mal, y yo peor, siento que no soy apoyo para él.

Cuando nos encontramos con una situación que no esperamos es habitual reaccionar con miedo y ansiedad. Tener un hijo gay (si realmente esa es la orientación sexual de su hijo) no es un drama, aunque usted lo viva como algo muy difícil. Posiblemente su hijo se sienta muy incómodo con su reacción. En estos casos, con frecuencia el apoyo psicológico a los progenitores da excelentes resultados.

Quiero saber cómo enfrentarse a cuidar a una persona absorbente y egoísta que se está llevando tu vida. Tu mente dice “vete”, tu corazón “no lo hagas”. Es mi madre.

Algunas personas parece que sólo piensan en ellas y reclaman la atención de quienes están a su alrededor. La realidad es que no son conscientes de que resultan egoístas; se creen en posesión de la verdad y piensan que lo que piden es lógico. Es tu madre, estás muy condicionado por ello, y sin duda merece la pena que lo intentes desde tu inteligencia emocional. Sólo vencerás sus llamadas de atención con asertividad. Necesitarás un cierto entrenamiento, pero te aseguro que se puede conseguir. Puedes consultoar ‘Emociones que hieren’. Mucho ánimo.

Soy una mujer de 49 años y tengo problemas de carácter débil, o eso es lo que creo yo, porque cuando alguien me dice que haga ciertas cosas, ya sea en el trabajo o en la vida familiar, siempre acabo haciéndolo, cuando realmente no quiero. Sin embargo, me cuesta mucho decir “no” y, por ejemplo, en el trabajo, con un compañero, siempre está pendiente de cuando algo me sale mal, me recrimina y dice que es por mi bien, pero yo no le creo, y sin embargo, siempre acabo aguantándole el chaparrón, incapaz de responderle nada. ¿Por qué me pasa esto, qué puedo hacer y cómo para recuperar mi carácter y poder ser yo misma?

Algunas personas disfrutan regañando, y si le justifican a si mismos de maravilla. Pero si te cuesta decir “no”, esas situaciones seguirán repitiéndose en tu vida. Es crucial aprender a decir “no”, pues un “no” a los demás es un sí a ti misma. Seguro que muchas veces te has sentido manipulada y eso te llena de insatisfacción e inseguridad. Los psicólogos entrenamos continuamente a personas a decir “no”, a ganar en confianza y seguridad. Hay muchas personas, mucho más mayores que tú, que han aprendido a decir “no” y han recuperado su autoestima y su confianza en si mismas.

Llevo en tratamiento contra la depresión más de 8 años desde que, pensando que estaba embarazada, me diagnosticaron menopausia precoz, con 38 años. Perdí el deseo sexual pero mi marido me acompañó y pasamos bien todo este tiempo. Hace dos meses, de la noche a la mañana, me pidió el divorcio, cree que merece ser feliz y conmigo ya no lo era. Es el amor de mi vida, pero se ha transformado, tengo miedo y lo único que hago es llorar. No creo que pueda aguantar mucho tiempo. Tengo una hija de 16 años y él no hace más que comprarla y ella me reprocha que yo me he quedado con la casa, que hace frío... Mi situación económica no es la misma que la de él pero no me pasa nada por custodia compartida y yo pago toda la hipoteca. He intentado quitarme del medio, pero mis padres perdieron a mi hermano hace un par de años y no puedo hacerles esto. Estoy esperando a que mueran para irme yo también. No puedo más.

Su caso es muy claro desde la psicología. No es fácil afrontar una menopausia precoz con 38 años; se produce una auténtica revolución hormonal y la falta de apetito sexual es una de las consecuencias que conlleva. Sin duda es muy difícil afrontar un divorcio que usted no esperaba, con una hija de 16 años en medio de esta situación. Sin duda, necesita usted tratamiento psicológico y, en una primera fase, también psiquiátrico. Es crucial que consigamos que usted descanse, que no se agote, que no sienta que no hay salida… y eso afortunadamente se puede conseguir.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento