Una avalancha en el pico del Tacul, en el macizo alpino del Mont-Blanc, en la noche del sábado al domingo ha causado al menos ocho heridos, informó la gendarmería, que añadió que se han suspendido las labores de búsqueda de otros ocho posibles desaparecidos por riesgo de desprendimiento de placas de nieve.

"No hay ninguna posibilidad de encontrar a algún superviviente", ha declarado la ministra, que se ha desplazado a la zona del accidente, horas después de que los equipos de socorro suspendieran la búsqueda por riesgo de desprendimiento de placas de nieve.

Dos no han podido ser identificados hasta el momento
Alliot-Marie agregó que "es extremadamente difícil saber con certeza cuántas personas han quedado atrapadas en la avalancha", aunque subrayó que "gracias a los medios técnicos" están seguros de que hay gente bajo la "monumental avalancha" de nieve.

La avalancha, que tuvo lugar a 3.600 metros de altura, adquirió una anchura de 200 metros y una longitud de 50 metros. "Diez personas estarían desaparecidas. Según las informaciones disponibles, cinco serían de nacionalidad austríaca, tres serían de nacionalidad suiza y dos aún no han podido ser identificados hasta este momento", declaró la prefectura de Policía en un comunicado.

Cinco de los heridos son de nacionalidad francesa y los otros tres son italianos, con edades comprendidas entre los 26 y los 37 años. El alcalde de Chamonix, Eric Fournier, ha cortado durante el día el acceso a los alpinistas al pico de Tacul, que tiene una altura total de 4.248 metros. Los equipos de socorro, integrados por unos cuarenta profesionales, rastrean la zona apoyados con tres helicópteros, uno de ellos italiano