¿Qué deben tener unas buenas clases de preparación al parto?

  • Deben contar con una parte teórica y otra práctica y hablar tanto del parto como del embarazo y la crianza.
  • Es muy importante trabajar concienzudamente la parte del entrenamiento físico: cómo respirar y ejercitarse.
Las clases de preparación al parto suelen tener lugar en el tercer trimestre de gestación
Las clases de preparación al parto suelen tener lugar en el tercer trimestre de gestación
Contato1526/Pixabay

Según se va acercando el tercer trimestre de embarazo, las mujeres embarazadas y sus parejas tienen la posibilidad de asistir a las denominadas clases de preparación al parto, generalmente en su centro de salud de referencia. Esta idea, surgida a mediados de siglo pasado, tenía como objetivo informar y preparar a las futuras madres para el momento del parto, tanto física como mentalmente, y para que enfrentaran a él sin miedo y con los mayores recursos posibles. 

Hoy día esas clases siguen existiendo, pero van más allá de preparar para el momento del parto, pues en ellas se pretende dar respuesta a las necesidades de las mujeres -y de sus parejas- en todo el proceso de la maternidad: embarazo, parto, postparto y cuidados del recién nacido.

Las clases de preparación al parto las imparte la matrona en los centros de salud y suelen constar con entre 7-10 sesiones -una a la semana- y suelen empezar en torno a la semana 28. En comunidades como Andalucía, por ejemplo, se recomienda impartir una durante el primer trimestre con la toda la información relativa al embarazo y sus cuidados, en otras comunidades, esta información se imparte también en el tercer trimestre.

En general, para que unas clases de preparación al parto sean completas, y aunque en cada centro o comunidad autónoma se estructuren de forma distinta, la Asociación Española de Matronas, en su guía Los Consejos de Tu Matrona sobre el Embarazo y los Primeros meses de Bebé, establece estos temas principales:

1.- Embarazo

Durante una o varias sesiones, la matrona informará a las futuras madres sobre todo lo relativo al embarazo, desde los cuidados higiénicos y estéticos, los cambios físicos y hormonales, el desarrollo del feto en cada trimestre, los hábitos saludables durante la gestación, cómo debe ser la alimentación, posibles riesgos y complicaciones y cómo prevenirlos, controles prenatales, implicaciones de la pareja, etc.

2.- Parto

En estas sesiones, las matronas informarán a las madres con todo detalle de lo debe esperar en el momento del parto que, aunque es la etapa más breve de todo el proceso, es la que más ansiedad y dudas genera. El objetivo principal será, por tanto, reducir esta ansiedad para que el momento del parto sea un momento especial en el que la madre esté preparada para colaborar activamente. Para ello, se formará en anatomía para explicarle cómo se produce el parto y qué partes del cuerpo intervienen, cómo debe actuar en cada momento, cómo aprender a diferenciar cuándo ha empezado el trabajo de parto y cuándo es una falta alarma, cuándo acudir al hospital, qué tipos de parto existen, las fases del parto, le enseñará a elaborar un plan de parto, etc.

En esta fase es muy importante trabajar concienzudamente la parte del entrenamiento físico: cómo respirar y cómo prepararse físicamente para el parto mediante ejercicios. Este tipo de preparación física no se limitará a las sesiones en las que se hable del parto, sino que se trabajará en todas las sesiones de las clases de preparación al parto, generalmente al final de cada sesión y después de la parte teórica.

3.- Puerperio

Esta fase, de que hasta hace relativamente poco casi no se hablaba, es muy importante para la salud física y emocional de la mujer, por lo que es esencial que esté bien informada para que pueda afrontarla de la mejor manera posible. Así, durante estas sesiones, se hablará de los cambios físicos y psicoemocionales de las primeras semanas tras el parto, de la recuperación y los cuidados necesarios a nivel físico, las revisiones a las que acudir, posibles complicaciones, cómo recuperar la firmeza del suelo pélvico, de cómo adaptarse a la nueva situación, etc.

4.- Crianza

 Aunque en el hospital y en las visitas rutinarias al pediatra obtendrán una valiosa información de cómo cuidar a su bebé los primeros días después del parto, es importante que los padres estén preparaos para afrontar los primeros cuidados del recién nacido desde antes del nacimiento. Para ello, las últimas sesiones de las clases de preparación el parto se dedicarán a enseñar a los padres sobre las necesidades del niño en cuanto a alimentación, higiene, apego, controles pediátricos, vacunas, etc.

En esta fase será muy importante la información sobre la lactancia materna para que esta se establezca sin problemas si la madre se decide por este tipo de alimentación. En este aspecto, es importante hablar de sus beneficios tanto para la madre como para el bebé, informar sobre las posturas correctas, las tomas, los posibles problemas que puedan surgir y cómo solucionarlos, etc.

Todas las sesiones de las clases de preparación al parto -que suelen durar entre 2 y 3 horas- cuentan con una parte teórica -que puede ir acompañada de charlas, material audiovisual, etc.- y una práctica en la que las futuras madres y padres pueden participar y exponer sus dudas.

Además, parte de estas sesiones se destinarán a la parte física de preparación al parto, a realizar ejercicios de respiración y relajación y que cuenten con ejercicios para prevenir problemas en el suelo pélvico, como los conocidos ejercicios de Kegel.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento