El comisario de la muestra del Prado defiende la "visión antitaurina" de Goya: "Criticaba toda forma de violencia"

El comisario de la exposición 'Solo la voluntad me sobra. Dibujos de Goya' en el Museo del Prado, en Madrid (España), explica la muestra a la Reina Letizia el pasado 19 de noviembre de 2019
El comisario de la exposición 'Solo la voluntad me sobra. Dibujos de Goya'.
Casa de S.M. el Rey

José Manuel Matilla, comisario de la muestra de dibujos de Goya que puede verse en el Museo del Prado, ha reiterado este lunes 25 de noviembre la "visión antitaurina" del artista ya que "criticaba toda forma de violencia".

"Goya está en un contexto de la Ilustración en la que hay una gran crítica a la fiesta taurina y se rodeó de amigos como Jovellanos o Vargas Ponce que eran contrarios a las corridas. Decir que Goya cuando era joven iba a los toros no significa que permaneciera inmóvil en sus opiniones a lo largo de su vida", ha señalado en declaraciones a Europa Press tras una rueda de prensa en la que ha vuelto a abordar este asunto.

Matilla ha señalado durante la rueda de prensa de presentación de los dibujos de El Roto homenajeando a Goya en el Prado que el pintor zaragozano, como ilustrado, "lo que estaba haciendo era mostrar una visión de un ilustrado antitaurino, que no quiere decir un antitaurino del siglo XXI".

Ser antitaurino en ese siglo no es lo mismo que ser animalista ahora

"No quiero hacer historia-ficción, la crítica que se hacía a la tauromaquia era distinta a la que se hace en nuestros días: ser antitaurino en ese siglo no es lo mismo que ser animalista ahora. Ser antitaurino en la época de Goya es buscar una reforma de la sociedad y estar a favor de otro tipo de espectáculos públicos y de juegos", ha señalado.

En este sentido, ha puesto como ejemplo cuatro tablas que pintó Goya -y que hoy se conservan en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando-. En ellas se representan un corral de locos, un juicio de la Santa Inquisición, una procesión de disciplinantes y una escena taurina.

"No es casual que sean cuatro aspectos que él va a criticar: la locura contemporánea, la religiosidad mal entendida, el Santo Oficio y las fiestas de toros", ha reiterado, para recordar posteriormente que su serie sobre la tauramoquia no la compró nada, debido a la crueldad de las imágenes.

"Y además de a toreros, también retrató a reyes, aristócratas, actores y a todo aquel que era importante en su época. Y eso no quiere decir que fuera partidario. Lo que ha hecho con su pintura y dibujos es criticar toda forma de violencia y los toros tienen una crítica, porque es un espectáculo violento", ha matizado.

Asimismo, ha criticado al sector taurino, el cual cree que "genera siempre un debate a la contra al ver amenazado a uno de sus estandartes". "Los taurinos se ponen muy nerviosos ante cualquier comentario que pueda hacerse sobre si era taurino o no, pero aquí solo hablamos de lo que vemos. Es una defensa agresiva, con insultos sectáreos en lugar de razonamientos históricos, y ni siquiera saben si voy a los toros o no", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento