"Entender que nunca se te va a olvidar", el primer paso para superar la tragedia

Familiares de las víctimas del accidente lloran abatidas a las puertas de del pabellón 6 de IFEMA (EFE)
Familiares de las víctimas del accidente lloran abatidas a las puertas de del pabellón 6 de IFEMA (EFE)
EFE

Enseñar a una víctima a aceptar y entender la realidad tras sucesos traumáticos como el vivido este miércoles en Barajas no es fácil y depende de múltiples factores, que van desde la edad o la madurez de la persona hasta el grado de pérdida -seres queridos- que haya sufrido.

Para saber cómo actuar en un caso así, 20minutos.es ha pedido consejo al Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. Así, el especialista Antonio Cano explica cuál es el protocolo a seguir con las víctimas, una forma de proceder que "depende siempre de las necesidades de cada persona".

¿Cómo se actúa con un niño que ha perdido a sus padres?

"Depende de la edad, de las inquietudes y de las emociones que manifieste cada niño, pero fundamentalmente de su grado de madurez", comenta.

Hay que enseñarles que aunque esa persona no esté, sigue en el recuerdo

La clave está en decirle toda la verdad posible "para empezar a enseñarle a aceptarlo", pero teniendo el máximo tacto para que el nivel de realidad no llegue nunca a superar la intensidad de sus emociones.

Lo que se les diga "debe enseñarles que aunque esa persona no esté, sigue viva en el recuerdo y sigue teniendo los mismos sentimientos positivos hacia ellos", pero también tiene que consolarle.

Imágenes e informaciones

Por otra parte, y aunque normalmente se haga, los especialistas no consideran fundamental que un niño no vea nunca las imágenes o lea las informaciones que tengan que ver con la tragedia, ya que, si muestra un nivel de madurez suficiente, puede ayudarle a comprender mejor la situación.

Evitar cosas que le puedan impresionar y puedan ocasionarle pesadillas es el objetivo. Pero, ¿Cómo conseguirlo? El método consiste en usar frases que le ayuden a entender que ha habido una pérdida, explicándole que eso forma parte de la vida.

Tiene que comprender que todo eso que le sucede es normal

Pero no sólo deben afrontar la verdad de lo sucedido, sino de sus propios sentimientos. "Cuando una persona ha vivido una situación traumática, es frecuente que tenga pesadillas o, incluso estando despierto, tenga imágenes que le provocan ansiedad, pero tiene que comprender, sin asustarse, que todo eso que le sucede es normal".

Cuando no se puede hablar

Este es el caso de los más pequeños: los bebés. Cuando el lenguaje no sirve, lo que prima es la emoción, el tacto y el tono de voz. Para saber si se está actuando bien, basta con observar al pequeño. "Hay que buscar cualquier sensación de seguridad y sosiego, y evitar cualquier expresión que provoque llanto".

Más a largo plazo, el consejo para los tutores de un bebé que queda huérfano es que vivan los acontecimientos de la vida del pequeño "como si estuviesen sus padres", es decir, con naturalidad e ilusión, y no con una pena perpetua.

El caso de un superviviente adulto

Al igual que sucede con los niños, el objetivo es que la persona acepte y comprenda las cosas que le van a ocurrir a partir de ese momento.

Es normal el flashback, pero debe saber que es parte del pasado

Es un momento de choque, "ha visto morir a muchas personas y su propia vida ha estado fuertemente amenazada", por lo que hay que explicarle que esto genera un "aprendizaje emocional" que genera una serie de síntomas que tienen valor adaptativo. "Es normal que se tenga miedo a situaciones parecidas, es normal el flashback, con gente chillando, personas ardiendo... Esas imágenes se repiten constantemente en la cabeza e incluyen una sensación de ansiedad e incluso de culpa".

Para superarlo, la víctima ha de entender que, aunque recordar la tragedia es normal, forma parte del pasado. "Debe aceptar que nunca se le va a olvidar", concluye Antonio Cano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento