Barcelona recaudará parte de la tasa turística con el aumento a los 4 euros por persona y pernocta

  • Este aumento lo aprobó el Pleno del Ajuntament el pasado mes de septiembre.
  • ​Ahora ha de pasar por la aprobación de la ley de acompañamiento de los presupuestos en el Parlament. 
  • La nueva tasa podría entrar en vigor entre el primer y el segundo trimestre del año que viene. 
Turistas en Portal de l'Àngel (Barcelona).
Turistas en Portal de l'Àngel (Barcelona).
CUSHMAN & WAKEFIELD - Archivo

La Generalitat contribuirá a que la ciudad de Barcelona pueda aplicar el recargo en la tasa turística que aprobó en septiembre el Pleno del Ajuntament, que podría alcanzar los 4 euros por persona y noche de alojamiento en la ciudad, para compensar la "gran presión turística" a la que está sometida la capital catalana. Lo ha confirmado este lunes la consellera portavoz del Govern catalán, Meritxell Budó, tras la comisión bilateral entre la Generalitat y el consistorio barcelonés, la primera desde las elecciones generales del 10-N. 

La última se celebró en julio de 2018. Este recargo está sujeto ahora a la aprobación de la ley de acompañamiento de los presupuestos de la Generalitat en el Parlament. Este visto bueno supondría recaudar unos 20 millones de euros anuales para las arcas municipales. 

Para el primer teniente de alcalde socialista Jaume Collboni, este acuerdo permitirá invertir en un modelo turístico "de calidad y más sostenible a nivel medioambiental". También supondrá, ha dicho, "una redistribución del beneficio que genera el turismo en los barrios con mayor presión turística". 

La actual tasa que se grava a los turistas que visitan Barcelona va de los 0,9 a los 2,25 euros por pernoctación o cruceristas. La nueva tasa de hasta 4 euros podría entrar en vigor entre el primer y el segundo trimestre de 2020. 

Deuda de 25 millones de euros de la Generalitat con el Ajuntament

En el capítulo presupuestario, la deuda de la Generalitat con el Ajuntament se sitúa en los 25 millones de euros incluyendo la deuda no vencida, una reducción de 75 millones de euros respecto a 2015, cuando estaba en los 100 millones, ha informado tras el encuentro Collboni. 

El consistorio, tras esta drástica disminución durante el pasado mandato, reclama ahora la deuda ciudadana, en torno a los 200 millones de euros si se suma el IPC acumulado.

Gran transformación del Port Olímpic bajo el mando municipal

Otro de los puntos en los que Barcelona gana control es en competencias sobre el Port Olímpic. Generalitat y Ajuntament han acordado este lunes la aprobación inmediata por parte del Govern de la delegación de estas competencias durante un periodo de 30 años. 

En opinión de Collboni, la modificación de esta zona de ocio nocturno en la que se han producido varios incidentes graves en los últimos meses será "una de las grandes transformaciones urbanas durante este mandato" y con ella se pretende recuperar a los muchos barceloneses "que han dejado de ir" para que el Port Olímpic "vuelva a ser de Barcelona y de los vecinos del distrito de Sant Martí". 

Financiación de las guarderías públicas

Donde no se han producido mejoras significativas es en materia de vivienda y de guarderías municipales, ha avanzado el primer teniente de alcalde. El Ajuntament ha vuelto a reclamar a la Generalitat que financie el tercio del coste de cada plaza de guardería pública. 

Barcelona tiene recurrida ante la justicia la parte que le debe el gobierno catalán correspondiente al tramo 2012-2018. Collboni ha recordado que en Barcelona hay más de 8.000 familias usuarias de las guarderías municipales. 

La consellera Budó ha añadido que trabajan para "revertir" este déficit de financiación y que las cuentas de la Generalitat de 2020 incluyen una línea "específica" de financiación para las guarderías. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento