Una colaboradora del programa 'Espejo público' compara la gestación subrogada con la prostitución

  • "Nunca llevamos las cámaras a las granjas de mujeres en Ucrania". 
Elisa Beni colaboradora de 'Espejo público'.
Elisa Beni colaboradora de 'Espejo público'.
ATRESMEDIA

El programa de Susanna Griso ha contado la historia de una pareja de hombres que han decidido tener hijos a través de la gestación subrogada. La pareja ha defendido las ventajas de este método y ha abogado por la donación altruista de mujeres que deciden gestar libremente un niño sin recibir ningún beneficio económico. 

La periodista Elisa Beni ha excusado que sea ilegal la praxis de los vientres de alquiler en España y ha justificado que este tipo de prácticas pueden desembocar, en algunos casos, en la explotación de mujeres con un fin económico.

La colaboradora se ha quejado que en los medios de comunicación se muestran casos de "parejas felices" que logran cumplir sus deseos de ser padres pero que, sin embargo, no se muestra la cara negativa del asunto. "Nunca llevamos las cámaras a las granjas de Mujeres en Ucrania", ha explicado Beni. 

Seguidamente, la tertuliana ha defendido que existen casos en los que las mujeres son explotadas por "agencias que se lucran" económicamente y ha comparado estas situaciones con la que sufren algunas mujeres que son obligadas a prostituirse. 

Susanna Griso ha interrumpido a su compañera y se ha mostrado contraria a estas afirmaciones, defendiendo que la gestación subrogada no puede compararse con la prostitución.

Diego Revuelta, colaborador del magacín matutino, ha respondido a las declaraciones de su compañera y ha manifestado que, por ejemplo, en programa se habían contado, también, casos como el de Ucrania, y no sólo la "parte bonita" de los vientres de alquiler. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento