Los jóvenes sevillanos, condenados a no independizarse por sus bajos salarios y el elevado coste de los alquileres

  • CC OO denuncia que los menores de 36 años tienen que destinar más del 100% de su salario al arrendamiento. 
Jóvenes estudiantes universitarios buscan piso de alquiler para compartir.
Jóvenes estudiantes universitarios buscan piso de alquiler para compartir.
AGENCIA ATLAS

"Sevilla es tierra hostil para los jóvenes, que no tienen posibilidad de vivir con dignidad ni de poner en marcha un proyecto de vida". Es la tajante y dura conclusión de CC OO tras la elaboración de un estudio sobre la situación laboral, económica y social de los menores de 35 años en la provincia, que pone de manifiesto, entre otras cuestiones, que estos tienen que destinar el 100% de su salario al pago del alquiler.

Lorena Ortega es una joven sevillana de 25 años que actualmente vive con su marido y su hija de dos años en casa de sus padres. "No podemos independizarnos porque te piden un auténtico dineral por el alquiler", cuenta a 20minutos. Su pareja sí trabaja, pero "con un sueldo nos es imposible pagar el alquiler y todos los gastos" que conlleva. Los precios, continúa, "están por las nubes" y a eso hay que sumarle las condiciones, como "la derogación del contrato si el propietario quiere vender el piso y la fianza". Piden, continúa Lorena, "600 euros de alquiler como mínimo, más una fianza de uno, dos o hasta tres meses. ¿Cuánto tenemos entonces que pagar el primer mes, 1.200, 1.800 euros?". En su caso, no pueden contar "con ayuda de nadie", por lo que les resulta "inviable" independizarse. "Es indignante que trabajando no podamos vivir en condiciones", lamenta.

Y es que el nivel de los salarios no da pie al optimismo. La retribución media de los menores de 36 años sevillanos era en 2017 de 9.960 euros anuales, es decir, 711.42 euros al mes, según datos de la Agencia Tributaria recogidos por el sindicato, que "no alcanza ni de lejos el Salario Mínimo Interprofesional", afirma la secretaria de Organización de CC OO de Sevilla, Sara de los Reyes. Mientras, el precio medio de los alquileres, según denuncia CC OO, ha subido 2,8 euros el metro cuadrado en los últimos cinco años. Así, un piso de 75 metros a finales de 2014 tenía un arrendamiento de 570 euros, por los 750 que cuesta ahora, un coste que "resulta inalcanzable y llega a ocupar el 100% del sueldo" de los jóvenes, lo que les obliga a "compartir piso o a vivir perpetuamente con sus familias".

De media, apunta la organización sindical, un joven menor de 36 años tiene que destinar en Sevilla el 105,43% de su salario al pago del alquiler de un piso de 75 metros cuadrados. El porcentaje asciende hasta el 123,34% en el centro de la capital, al 113,85% en Triana y al 105,42% en Nervión. En Macarena baja hasta el 91,72%, al 87,50% en Sevilla Este y al 82,23% en Amate.

Aroa Punzano, de 26 años, comparte piso en Sevilla. "Quiero independizarme y no paro de buscar, porque hace poco conseguí un trabajo con un salario que me lo permite", explica a este medio. Pero lo que ha observado en este tiempo es que "hay muy poca oferta y mucha demanda". Pisos sí hay, puntualiza Aroa, pero "somos demasiados buscando y esto hace que los precios sean desproporcionados", además de que "los pisos son, por lo general, bastante mediocres para el precio que piden". Pero "como pasa siempre, la gente lo termina pagando y esto hace que no mejore la situación", concluye Aroa.

Alta tasa de desempleo

La coyuntura laboral es, sin duda, uno de los principales obstáculos que este sector de la población tiene que afrontar. No en vano, uno de cada tres jóvenes sevillanos está en situación de desempleo y, quien tiene un trabajo, padece una "tremenda precariedad", afirma De los Reyes. Así lo corroboran las cifras, que señalan que el pasado año había en la provincia de Sevilla 81.800 jóvenes menores de 35 años en paro, lo que supone 2.000 menos que el año anterior, pero 5.000 más que hace una década y 19.000 más que en el año 2016, según el informe sindical elaborado con datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE). Esto situó la tasa de paro de esta población en 2018 en un 31,3%, por encima del 31,2% de Andalucía y del 21,7% de media nacional. Además, el análisis de las contrataciones pone de manifiesto la precariedad a la que se refiere De los Reyes. Y es que, de los 383.118 contratos que se firmaron el pasado año en la provincia, el 95,6% (366.389) fueron temporales.

CC OO afirma que las previsiones "no son halagüeñas porque la economía española se está ralentizando de nuevo". Por ello, es "imprescindible" regular con una ley integral el derecho de acceso a la vivienda para las personas con menos recursos y "poner coto a la especulación" con precios máximos.

En primera persona

Jorge Parrilla, un joven sevillano que lleva dos años buscando piso sin éxito.
Jorge Parrilla, un joven sevillano que lleva dos años buscando piso sin éxito.
Beatriz M.A.

Jorge Parrilla tiene 22 años y es auxiliar de Enfermería. Lleva ya dos años buscando piso de alquiler para poder independizarse de casa de sus padres sin éxito alguno. Durante este tiempo, ha trabajado de manera continuada, pero con contratos temporales. Y actualmente se encuentra en formación en una empresa aeroportuaria.

"Necesito más espacio", asegura Jorge cuando habla de la idea de irse de casa de sus padres, pues lo que busca es "libertad, privacidad y no tener que depender" de sus progenitores por más tiempo. Según cuenta a 20minutos, los trabajos que ha tenido hasta ahora han sido todos de corta duración, "de dos o tres meses", con contratos eventuales. "Las jornadas han sido intensas y, en cambio, el sueldo era muy bajo", continúa este joven sevillano. Una situación que le ha impedido tener la estabilidad que busca para emanciparse.

Él mismo se define como un chico polivalente porque nunca ha rechazado un trabajo por no estar relacionado con sus estudios. Ha trabajado como auxiliar de Enfermería, como monitor de autobús escolar con niños con diversidad funcional y como personal de venta, entre otros. "No se me caen los anillos", afirma. "Llegué a cobrar 900 euros y, sin embargo, ganar ese dinero no sirve porque no te asegura absolutamente ninguna estabilidad al ser contratos tan cortos", continúa.

"He buscado sobre todo en la parte antigua de Pino Montano, pero los precios no bajan de 600 euros" al mes, relata. Además, añade, "son pisos viejos y en muy malas condiciones".

Cuando se le pregunta por cómo ve su futuro a corto plazo comenta que espera tener trabajo, pero confía en que sea un empleo "fijo", porque "lo que no quiero es estar cinco meses fuera de casa de mis padres para tener que volver".

Ante la situación actual, concluye: "Espero que todo vaya mejor para los jóvenes porque el paro y la precariedad es una lacra social difícil de exterminar y nosotros la estamos viviendo a tope".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento