La joven asesinada en Tenerife llamó dos veces al 016 tras la agresión de su pareja

Vivienda situada en San Isidro (Granadilla de Abona, Tenerife) donde ha sido asesinada una mujer de 26 años.
Vivienda situada en San Isidro (Granadilla de Abona, Tenerife) donde ha sido asesinada una mujer de 26 años.
EFE
Vivienda situada en Granadilla de Abona, Tenerife, donde ha sido asesinada una mujer.
EFE

Una mujer de 26 años ha sido asesinada este lunes, Día Internacional de la Violencia contra la Mujer, en la localidad de San Isidro, en Tenerife, por su pareja, un hombre de 29 años que ha sido detenido. 

Fuentes de la investigación han informado de que el suceso ha ocurrido sobre las cuatro de la madrugada y que ha sido una vecina quien ha alertado a las fuerzas de seguridad al oír gritos en la vivienda de la víctima. 

Según las primeras investigaciones, el hombre, Jaime B.H., de nacionalidad colombiana, ha acuchillado en el cuello a su pareja, una joven española. Luego, ha intentado suicidarse con el mismo arma aunque no lo ha conseguido. Finalmente, ha sido detenido y trasladado a un hospital con heridas en las manos. 

Las fuentes consultadas han indicado que el presunto autor de este asesinato machista no cuenta con antecedentes. La víctima había nacido hace 26 años en León y no tenía hijos. Desde hacía tres meses la pareja había comenzado a convivir en una vivienda del municipio tinerfeño de San Isidro. 

Según ha relatado la directora del Instituto Canario de Igualdad, Kika Fumero, a 'Canarias Radio', hubo dos llamadas de alerta al 016 y se activó un dispositivo de seguridad comandado por la Guardia Civil con apoyo de la Policía Local, pero al llegar a la vivienda, la joven ya se encontraba fallecida por heridas de arma blanca. Según informa la agencia EFE, estas llamadas las realizó la propia víctima tras la agresión.

Por su parte, el delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León, ha dicho en rueda de prensa que la mujer y su pareja vivían con la abuela de la víctima, que escuchó la discusión de madrugada, pero cuando se dirigió al dormitorio que compartían los jóvenes, la puerta estaba cerrada. 

Sara, un futuro truncado por la violencia machista

Sara tenía 26 años y estudiaba un programa de formación en el Instituto Tecnológico de Energías Renovables porque quería labrarse un futuro profesional pero no pudo. Este lunes, Día Internacional contra la Violencia de Género, ha sido asesinada presuntamente por su pareja.

La joven, que también había hecho prácticas en el Ayuntamiento de Granadilla, procedía de León pero llevaba años viviendo en Tenerife y residía con su abuela en el barrio de San Isidro.

Desde hace tres meses convivía en esa vivienda con su presunto agresor, un joven de 29 años que, esta madrugada, y tras una fuerte discusión, presuntamente clavó un cuchillo a Sara en el cuello.

Sara pudo llamar al teléfono de atención a las víctimas de violencia machista pero los servicios sanitarios que llegaron al domicilio, también alertados por los vecinos, no pudieron hacer nada para salvar su vida dado que, debido a la gravedad de las heridas, ya había fallecido.

Su pareja, sin antecedentes y de nacionalidad colombiana, se encuentra ingresado en un centro hospitalario del sur de Tenerife debido a las heridas de arma blanca que presentaba cuando fue detenido.

Entre este martes y el miércoles está previsto que pase a disposición judicial, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

Con su muerte, Sara se convierte en la octava víctima por violencia machista en Canarias, comunidad que tiene uno de los porcentajes más altos de todo el Estado.

En total, en España se contabilizan en lo que va de año 52 muertes por violencia machista.

Para hoy, Día Internacional contra la Violencia de Género, estaban previstos numerosos actos para honrar y recordar a las víctimas y en Canarias se han convertido en un acto de duelo por Sara.

El Ayuntamiento de Granadilla, municipio al que pertenece el barrio de San Isidro donde residía la joven y que ha decretado tres días de luto, ha convocado un pleno extraordinario y un concentración en repulsa por este último asesinato.

El alcalde José Domingo Regalado, que ha recordado que la joven hizo tres meses de prácticas en el departamento de Informática del Ayuntamiento, ha afirmado que Sara no puede ser un número más, sino que "tiene que ser un antes y un después que nos haga reflexionar qué caminos debemos tomar".

Regalado se ha mostrado convencido de que este tipo de crímenes "nos hace retroceder como sociedad" y ha afirmado que "a veces no sé en qué país estamos viviendo. Si estamos en 2019 o si todavía en los tiempos de blanco y negro".

52 en lo que va de año

El Gobierno ya ha confirmado que se trata de un caso de violencia machista se trataría del octavo crimen de este tipo en la Islas Canarias en lo que va de año y la número 52 en España.

La víctima, según se recoge en el registro, no tenía ni hijas ni hijos menores de edad y no existían denuncias previas por violencia de género de la víctima hacia el presunto agresor. 

En once de los 52 casos se habían presentado denuncias previas (nueve por ellas y dos por otras personas), mientras que en 41 no se habían presentado denuncias. 

Además de este más de medio centenar de casos, hay otros tres que están en investigación

Como consecuencia de la violencia machista, además 43 menores de edad han quedado huérfanos en lo que va de año.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento