Condenados a 18 y 7 meses de cárcel por rebelarse e insultar a la Policía

  • El conductor del autobús en el que viajaban los imputados llamó a la Policía "porque estaban molestando".
  • Uno de ellos fue a pegar un puñetazo a uno de los agentes, pero este lo esquivó y recibió el golpe el conductor.

El Penal número 2 de Logroño ha condenado a un hombre y a una mujer a 18 y siete meses de cárcel, respectivamente, por rebelarse ante los policías que acudieron a hacerles bajar del autobús en el que viajaban, después de que el conductor les llamara porque molestaban a otros usuarios.

Según relata la sentencia, U.A.P., hombre, natural de Bilbao y con 25 años, y A.L.S, mujer, también de Bilbao y de la misma edad, llegaron, el 11 de septiembre de 2005, a la estación de autobuses de Logroño, en una línea que cubre el recorrido Benidorm-Vitoria.

Al efectuar la parada, varios pasajeros indicaron al conductor que los acusados estaban molestando, por lo que éste llamó a la Policía. Dos agentes acudieron al lugar y les pidieron que se bajaran y dieran explicaciones.

Golpes e insultos a la Policía

Entonces, el acusado fue a pegar un puñetazo a uno de los agentes, pero, como éste lo esquivó, recibió el golpe el conductor. Los policías, ante esto, le detuvieron y el acusado empezó a soltar golpes e insultar a los agentes.

Además, la mujer empujó a los policías y les llamó "cabrones" e "hijos de puta". La jueza condena a U.N.P, como autor de un delito de atentado y una falta de lesiones, a 18 meses de cárcel y a una multa de 180 euros. A la chica, A.L.S, como autora de un delito de resistencia, le condena a siete meses de cárcel.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento