Karadzic, juzgado.
Karadzic, el día de su llegada al tribunal de La Haya (REUTERS). REUTERS
El ex líder serbobosnio Radovan Karadzic solicitó la recusación de uno de los jueces del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY), Alphons Orie, al considerar que el magistrado tiene "interés personal en el caso".

El presunto criminal de guerra, apresado en los alrededores de Belgrado el 21 de julio, se enfrenta a 11 cargos por crímenes de guerra y lesa humanidad presuntamente cometidos durante la guerra de Bosnia (1992-1995).

Aduce que el juez Orie le impidió exponer oralmente argumentos muy relevantes sobre los riesgos para su seguridad personal
Karadzic aduce, como pruebas de la falta de objetividad de Orie, otras sentencias dictadas por el juez, como los 27 años de reclusión a los que fue condenado el que fuera su mano derecha en la República serbia de Bosnia, Momcilo Krajisnik.

También alude a las condenas contra el ex líder de los serbios de Croacia Milan Babic, a 13 años de cárcel, y que acabó suicidándose en prisión, y el ex general Stanislav Galic, a cadena perpetua.

"Irregularidades y obstáculos"

Recuerda la actuación de Orie, asimismo, en los procedimientos contra el ex líder ultranacionalista serbio Vojislav Seselj, uno de los acusados del TPIY que más resistencia presentó a la acción de la justicia, incluyendo una huelga de hambre.

Según Karadzic, la participación de Orie en su juicio conllevaría "numerosas irregularidades y obstáculos a la defensa".

Incide en que, ya en su primera aparición ante la corte, el pasado 31 de julio, Orie le impidió exponer oralmente argumentos muy relevantes sobre los riesgos para su seguridad personal y sobre la intención de las autoridades estadounidenses de acabar con él.