Cuarenta provincias, en riesgo por lluvias, deshielo, oleaje y fuertes vientos

Surfistas en la cala de Orrúa, en la localidad guipuzcoana de Zumaia.
Surfistas en la cala de Orrúa, en la localidad guipuzcoana de Zumaia.
Juan Herrero / EFE

Un total de 40 provincias estarán este viernes 22 de noviembre en riesgo por lluvias, deshielo, nevadas, oleaje y fuertes vientos, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, Córdoba, Huelva, Jaén, Sevilla, Málaga, Almería, Huesca, Ávila, Salamanca, Zamora, Barcelona, Gerona, Lérida, Ceuta, Cáceres, La Coruña, Ourense y Pontevedra estarán en riesgo (amarillo) por precipitaciones que podrán dejar entre 15 y 60 litros por metro cuadrado en una hora. 

Asimismo, Cádiz también estará en riesgo, aunque en este caso importante (naranja), por precipitaciones que podrán acumular hasta 100 litros por metro cuadrado en doce horas.

Además, Cádiz también estará en riesgo importante por fuerte oleaje al igual que La Coruña, Lugo, Asturias, Ceuta, Granada, Almería y Málaga, que podrán tener olas de hasta cuatro metros de altura

Este fenómeno también afectará, aunque en menor medida, a Cantabria, Alicante, Murcia, Pontevedra, Menorca, Mallorca, Ibiza y Formentera.

Deshielos

También durante esta jornada se producirán deshielos en Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia y Zamora. Por el contrario, este viernes habrá nevadas en Lérida y Huesca, donde podrán acumularse hasta diez centímetros en 24 horas.

Por último, el viento dejará en riesgo a Almería, Cádiz (riesgo importante), Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga, Sevilla, Huesca, Cantabria, Albacete, Ciudad Real, Toledo, Ávila, Burgos, Salamanca, Segovia, Soria, Zamora, Lérida, Ceuta, Navarra, Alicante, Badajoz, Cáceres, La Coruña, Lugo, Ourense, Pontevedra, Mallorca, Menorca, La Rioja, Guipúzcoa, Asturias, Murcia, Ibiza y Formentera.

En general, la AEMET prevé cielos nubosos o cubiertos en toda la Península, Baleares, Ceuta y Melilla, con posibilidades de precipitaciones generalizadas y abundantes que pueden ser persistentes en bastantes zonas de la Península y acompañadas de alguna tormenta.

En cambio, las precipitaciones serán más débiles en el Cantábrico oriental y la zona de Levante. Además, podrán ser localmente fuertes en Galicia, sistema Central, Pirineos y sur de Andalucía y, a última hora, en Baleares. 

La cota de nieve se situará en torno a los 1.300 y 1.500 metros en el norte bajando a 1.100-1.300 al final del día. En los Pirineos, en el centro y al final del día en las cordilleras del sur, la cota de nieve girará en torno a los 1.400 o 1.800 metros de altura.

En relación con las temperaturas diurnas, estas irán en ligero ascenso excepto en el área mediterránea donde no cambian. Los vientos serán del sur girando al oeste en la vertiente atlántica y Cantábrica, con intervalos de fuerte o muy fuertes en numerosas zonas, sobre todo de montaña. 

En el resto de la Península y Baleares tendrán vientos del sur o suroeste con intervalos de fuerte mientras que en Canarias variables flojos.

Fin de semana y días siguientes

Hacia el fin de semana se espera una mejoría transitoria al retirarse hacia el este la borrasca, según la agencia, para después recibir nuevos frentes y lluvias "persistentes" en Galicia y el sistema central.

"A partir del domingo los modelos de predicción apuntan como escenario más probable la llegada de nuevos frentes atlánticos con lluvias y vientos fuertes, especialmente en la vertiente atlántica peninsular", señala la nota.

Las temperaturas subirán el lunes y martes de manera generalizada, con valores "claramente superiores a los habituales en estas fechas", indica la Aemet. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento