Roma cambia las últimas calles con nombres fascistas y honra a las víctimas

  • Estaban dedicadas a dos firmantes del Manifiesto de la Raza, precedente de las leyes de persecución a los judíos.
  • Ahora recordarán a científicos que se opusieron al antisemitisimo y fueron represaliados por ello.
La avenida Arturo Donaggio, en Roma, en una imagen de archivo.
La calle Arturo Donaggio, en Roma, en una imagen de archivo.
GOOGLE STREET VIEW

El Ayuntamiento de Roma eliminó este jueves el nombre de tres calles dedicadas hasta ahora a dos firmantes del Manifiesto de la Raza, precedente de las leyes fascistas de persecución a los judíos,y las dedicó a científicos quese opusieron al antisemitisimo y fueron represaliados por ello.

La calle Edoardo Zavattari y la calle y la avenida Arturo Donaggio, científicos que justificaron con este manifiesto la superioridad de la "raza italiana" sobre la "raza judía", llevarán ahora los nombres del médico Mario Carrara, la física Nella Mortara y la zoóloga Enrica Calabresi.

El Ayuntamiento propuso el año pasado este cambio a los vecinos y presentó una lista con los posibles nombres para sustituir la antigua denominación, algo que votaron los estudiantes de las escuelas de la zona en una consulta en línea, según exploicaron a Efe en el consistorio.

Estas eran las últimas calles que quedaban en la ciudad dedicadas a personas relacionadas con la época fascista, y con este cambio el Ayuntamiento pretende "contrastar, sobre todo entre los jóvenes, estos mensajes de odio, discriminación y antisemitisimo" que cada vez abundan más en Italia, como señaló la administración.

"Una ciudad antifascista"

"Roma es una ciudad antifascista", reivindicó la alcaldesa de la ciudad, Virginia Raggi, por lo que "no podía tolerar" tener entre su callejero estos nombres.

Los titulares de las nuevas calles son Mario Carrara, uno de los pocos médicos que se negó a jurar fidelidad al fascismo, por lo que sería arrestado y moriría en prisión, y Enrica Calabresi y Nella Mortara, dos profesoras judías expulsadas de la Universidad por las leyes raciales promulgadas en 1938.

Calabresi se negó a emigrar, como otros judíos italianos, y fue detenida en 1944, cuando decidió suicidarse ante la amenaza de ser deportada al campo de exterminación de Auschwitz.

Antisemitismo en Verona

Este cambio de denominación llega justo cuando en otro punto de Italia, en Verona (norte), el Ayuntamiento ha decidido dedicar una calle a Giorgio Almirante, director de la revista antisemita Defensa de la raza y fundador junto al dictador Benito Mussolini del régimen fascista de la República de Saló.

En la ceremonia de cambio de denominación de las calles en Roma, la líder de la Unión de Comunidades Judías de Italia, Noemi di Segni, felicitó a la capital por la iniciativa y aprovechó la ocasión para criticar la decisión del Ayuntamiento de Verona, al que han intentado "hacer razonar" sin éxito, se lamentó.

Italia vive inmersa en una reciente oleada de mensajes de odio y racismo, como los cánticos racistas en los campos de fútbol contra jugadores negros, como Mario Balotelli, o las amenazas que han llevado a la senadora vitalicia y superviviente de Auschwitz, Liliana Segre, a necesitar escolta.

A estos episodios hizo Raggi, que reivindicó el legado de "humanidad y solidaridad" de los nuevos nombres de las calles, frente a las manifestaciones de "odio y racismo que por desgracia todavía subsisten".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento