Boris Izaguirre se reconcilia con su hermana Valentina tras año y medio sin hablarse en 'Masterchef Celebrity'

  • "Vivimos una escena delirante en la puerta de un hotel de Los Ángeles y desde entonces nada", explicó el periodista.
Boris Izaguirre y su hermana Valentina, en 'Masterchef Celebrity'.
Boris Izaguirre y su hermana Valentina, en 'Masterchef Celebrity'.
RTVE

La semifinal de Masterchef Celebrity será recordada no solo porque fuese el último programa de Yolanda Ramos, sino por ser aquel en el que Boris Izaguirre se reconcilió con su hermana Valentina, con quien no se hablaba desde hacía año y medio.

Ocurrió durante la primera prueba de la noche, en la que tras una gran caja que se alzó apareció un familiar de cada uno de los concursantes, que tendrían que ayudarles a cocinar para realizar un plato por relevos cada diez minutos.

Entre ellos estaba Valentina y la sorpresa fue mayúscula porque juntos eran un espectáculo, como se pudo comprobar por las caras de Félix Gómez, Tamara Falcó o Vicky Martín Berrocal.

Y es que el periodista y su hermana hacía año y medio que no se hablaban ni se veían y como tal lo dijeron nada más reencontrarse, lo que hizo que tanto los jueces como los compañeros les instaran a reconciliarse o, al menos, a contar sus problemas con el fin de resolverlos.

"Vivo en Los Ángeles y hemos estado peleados un año y medio", contó Valentina, a lo que Boris Izaguirre continuó con el porqué: "Muy peleados. Hemos estado enfrentados. Vivimos una escena delirante en la puerta de un hotel de Los Ángeles y desde entonces no nos hemos hablado ni nos hemos visto".

Tras ello no dieron más detalles y se pusieron manos a la obra en los fogones, momento que aprovecharon las redes para hacer notar el evidente parecido físico -y hasta de las gafas- de ambos hermanos, así como el particularísimo acento venezolano que ambos poseen.

Valentina, además, pudo bromear sobre ese pequeño crush de Boris con Félix Gómez asegurando que era algo bajito, aunque también era bajito "aquel con el que cenamos una vez". Era Miguel Ángel Silvestre y la altura en aquel caso no era un problema.

Cocinaron un rape con verduras y mango que, aunque no conquistó a los jueces, sí que les sirvió para hablar de sus problemas y resolverlos en unas palabras que conmovieron a todos los presentes.

"Tengo que pedirte perdón por la pelea. Somos hermanos que nos queremos mucho y no merece la pena estar peleados más tiempo", le dijo Boris a Valentina. "Te pido perdón por no haberte llamado antes", contestó ella, que puntualizó que había "cruzado el mundo para hacer las paces" y que gane el concurso, del que no recordaba que esta fuese su segunda participación.

Y es que en el tiempo que estuvieron juntos se pudo observar la fuerte personalidad de ambos y cómo sus diferencias vienen desde pequeños, aunque ahora puedan hacer chistes sobre ello.

"El problema vino cuando Valentina nació y vio que delante suya que ya había una reina en casa y ella no podía reinar", agregó con su habitual humor Boris. "Normales nunca hemos sido", contó Valentina, que también desveló una anécdota en la que su hermano le robó a su ligue.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento